Las abejas producen diferentes productos que son de gran utilidad para el hombre: la miel, los propóleo, la cera, la jalea real y el veneno de abeja. En nuestra tienda de Las Rozas de Madrid tenemos a su disposición una fantástica selección de todos ellos. Todos traídos de apicultores serios y honestos. Por lo tanto, todo lo que vendemos es de máxima calidad.

A continuación vamos a daros una breve explicación de cada uno de ellos.

1. La miel pura y cruda de abeja

La miel pura y cruda es un producto natural procedente de las plantas por la intermediación de las abejas. La fuente de alimento la pueden obtener de dos maneras:

  • El néctar producido por las flores de las plantas
  • Por las sustancias exudadas por los insectos y picadores, las llamados mielatos.

En primer lugar, las abejas recolectan de las plantas el néctar y los mielatos, los almacenan en su buche, al mismo tiempo que se embadurnan de polen y llevan a cabo la polinización. Como resultado, transmiten el polen de flor en flor.

Asimismo, en el buche de la abeja, la materia prima se mezcla con su saliva, que la fluidifica y la enriquece en enzimas, y con catalizadores bioquímicos que participan en la transformación de los azúcares de la miel. Después, una vez que la abeja ha llenado su buche, se desplaza a la colmena, con el fin de vaciar su contenido a sus compañeras.

Vídeo sobre la producción de miel

Después, una vez que las abejas pecoreadoras lo llevan a la colmena, se lo pasan a sus abejas hermanas. Asímismo, este néctar o mielato se la van pasando de una a otra. Por lo tanto, lo van pasando de estómago a estómago con el fin de enriquecerlo, bajarle su contenido en agua y transformarlo.

Finalmente, depositan este alimento que ya podría ser miel en las celdillas de la colmena. Aquí, su contenido en agua baja aún más. Cuando llegar a una concentración de azúcares de entre el 70 a 80%, las celdillas con la miel es cerrada con un opérculo para su posterior consumo.  Es decir, operculan la celdillas.

Por tanto, en este momento ya tendríamos lista la miel para recolectarla. Aproximadamente cuando está operculado el 80% de las celdillas, la miel se encuentra en su punto optimo.

Prácticas contra la calidad

Algunos apicultores con el fin de obtener mayores rendiemientos, recolectan la miel de las colmenas con poca tasa de operculación. Es decir, que la miel no está hecha todavía y posee mayor contenido de agua. Estas prácticas bajan la calidad de la miel, porque esta miel puede fermentar. Además, te venden agua por miel.

Como toda práctica fraudulenta, estos tipos de apicultores venden agua por miel. Por esta razón, nosotros visitamos y tratamos directamente con los apicultores, para ofreceros siempre la mejor miel del mercado. Sabemos que hay mieles más baratas, pero nuestro primer objetivo es la calidad.

2. Miel ecológica u orgánica

Con el aumento de la degradación de nuestro planeta y el aumento de enfermedades degenerativas, la concienciación por una vida más sana y un cuidado del medio ambiente ha entrado de lleno en la población mundial.  Formas de vida que estén en armonía con nuestro entorno y cuiden de nuestra salud, con ese objetivo han surgido las tendencia de alimentación ecológica.

Las abejas melíferas, la especie de abeja que produce miel pura en cantidades mayores y que permite una fácil  comercialización juega un papel fundamental en la polinización de cultivos y espacios naturales en todo el mundo. Su expansión por todos los territorios y a veces un cuidado no profesional de ellas, ha provocado que enfermedades locales de países lejanos se extendieran.

Actualmente, la abeja melífera no puede sobrevivir por sí sola, pues numerosas enfermedades la atacan y si no es por el cuidado del hombre, acabaría rápidamente desapareciendo de la tierra.

Además, deben ser tratadas y cuidadas todos los años. Ya que, sin el tratamiento adecuado, su supervivencia es imposible, incluso en el paisaje más virgen de la tierra. Aquí es donde está la diferencia entre la miel pura ecológica y convencional.

La miel pura ecológica emplea únicamente productos ecológicos, tales como el timol. En cambio, la miel convencional, puede emplear productos químicos o farmacéuticos.

Asimismo, tanto los apicultores de miel pura ecológica como convencional están controlados por las instituciones gubernamentales, y en ambas no pueden quedar ningún resto de producto químico.

Por esta razón y desde El Cortijuelo de San Benito recomendamos a nuestros clientes que se enfoquen más a la hora de comprar, en que la miel sea cruda o pura, que si es ecológica o no.

Composición de la miel:

La composición de la miel depende de numerosos factores, entre los más importante nos encontramos: especies de néctar o mielato recolectado, condiciones edafológicas de la fuente, raza de abejas, estado de salud de la colmena, momento del año, etc.

En general, las mieles procedentes de los mielatos (miel de brezo, bosque, encina, roble…) son mieles oscuras que las mieles claras, que proceden del néctar de las flores (miel de azahar, romero, tomillo. Eucalipto..). Las mieles oscuras tienen por lo tanto alta concentración de minerales. En contra, las mieles claras son más ricas en néctar y antioxidantes.

Por consiguiente, la composición de la miel la podemos dividir en dos grupos; los elementos mayores que constituyen sobre el 95 al 99 % de la materia seca de la miel; y los componentes menores, el resto.

  • Los componentes  mayores tenemos glucosa (31%), fructosa (38%), maltosa y sacarosa (10%).
  • Lo componentes menores: ácidos orgánicos, ácidos aminados y proteínas, enzimas (glucosa invertasa, glucosa oxidasa, amilasas α y β procedente de la saliva de las abejas, gran cantidad de vitaminas, pigmentos carotenoides, flavonoides y minerales.

Propiedades:

En primer lugar, la miel es un producto completamente natural con enormes propiedades medicinales y dietéticas. Un alimento que todo el mundo debería tomar diariamente.

Entre las propiedades más importantes, podemos nombrar las siguientes:

  • La miel pura cura o reduce problemas intestinales, úlceras de estómago, ayudar a conciliar el sueño, constipados, dolores de garganta.
  • Es una fuente importante de energía y da vigor muscular.
  • En su uso externo, es ideal para sanar quemaduras, heridas. Su alto contenido en azúcares y la enzima glucosa-oxidasa, provoca la liberación de agua oxigenada junto al bajo contenido de agua, proporciona condiciones bactericidas y antisépticas.

Además de otras muchas propiedades que se sabe por sabiduría tradicional, pero que la ciencia todavía no ha demostrado.

7. ¿Dónde comprar miel?

Encontrar miel pura en el mercado no es tan fácil. Sobre todo si se busca en las grandes superficies. Gran cantidad de la miel que se vende, no es verdadera miel.

Por lo tanto, en nuestra tienda ubicada en Las Rozas de Madrid física, puede encontrar una fantástica selección de miel pura y cruda de España y Europa. Todas ellas proceden de apicultores serios y honestos. Como consecuancia, vendemos miel de verdad.

Finalmente. si usted lo desea, se le pueden mandar a su domicilio tanto en España como en Europa.

Fuente:

El periódico el País https://elpais.com/

Otras mieles