La producción de productos ecológicos, también llamado orgánicos o bio tiene como objetivo principal un mayor cuidado del medio ambiente, conocer mejor la cadena de producción y la ausencia de productos químicos que puedan dañar la salud.

Los productos ecológicos pasan controles más rigurosos, controles llevados a cabo por organismo de certificación ecológica, certificando que no se les echa ningún abono inorgánico y ningún producto químico para el control de pestes y plagas.