La miel de mil flores o multi floral se refiere a la miel que no es monofloral, es decir, la miel que ha sido elaborada a partir de numerosas fuentes naturales, sin ser ninguna de ellas predominante. Una miel monofloral, debe proceder al menos un 60% de un tipo de fuente.

Por lo tanto, la miel de mi flores se recolecta a lo largo de todo el periodo productivo de las abejas, desde primavera a otoño.

Nuestra miel cruda de mil flores

La miel cruda de mil flores no tiene ningún color fijo, pues este varía dependiendo del año y la zona. Normalmente, suele proceder de alguna fuente con mielatos, por lo que coge con frecuencia colores más oscuros.

El aroma de dicha miel destaca por un sabor potente y contundente con notas florales que al saborearla nos produce unas sensaciones de dulce con ligeras notas ácidas o saladas.

Beneficios y propiedades de la miel de mil flores

La miel de mil flores como cualquier otra posee propiedades bactericidas, antisépticas y cicatrizantes y dependiendo de sus fuentes naturales, destacará con una u otras propiedades.

Su gran variedad floral, potencia sus propiedades antiinflamatorias, digestivas y cicatrizantes. Al contener mielatos procedentes de la sabia de los árboles es rica en minerales, por lo que la convierte en un gran complemento alimenticio  que previene la anemia, favorece la digestión y es antiséptica.

Recomendaciones de la miel de mil flores

La miel de mil flores es ideal para los no buscan sabores determinados de una miel, pues cada bote tendrá el suyo particular.

Los grandes cocineros la suelen emplear miel para maridar quesos curados, frutas como el plátano y como ingrediente en la elaboración de helados.

Indicaciones

La miel multifloral suele cristalizar con cierta rapidez, pero esto depende completamente de sus fuentes naturales. Si la miel es más oscura, cristalizará muy lentamente. Asimismo, su aroma y color variará cada año y en cada región.

Procedencia

Nuestra miel de mil flores la obtenemos de cuatro apicultores; uno de ellos procede de Sigüenza, un pueblo de Guadalajara donde se produce la miel con Denominación de Origen de La Alcarria; el segundo, también de otro pueblo de Guadalajara, Brihuega, también perteneciente a esta comarca; nuestro tercer apicultor procede de Cádiz; y finalmente, no suministra miel multifloral, un apicultor situado en la provincia de Zamora. La peculiaridad que tiene este último, es que sus colmenas están estacionarias a lo largo de todo el año, pues el resto practica trashumancia, es decir, van desplazando las colmenas en búsqueda de floraciones.