La variedad royal es una variedad autóctona de la Sierra de Cazorla en Jaén, encontrándose amparada bajo la Denominación de Origen de Sierra de Cazorla.

En Cazorla, la encontramos fundamentalmente al sur de dicha comarca, por el pueblo de Quesada y sus alrededores.