La variedad arbequina también es conocida con los nombres de “Blancal” y “Arbequina”. Su nombre lo ha tomado por su zona de origen, Alberca, un pueblo situada en la provincia de Lérida, al norte de España. Dicha variedad es predominante en todo el norte de Cataluña y la comunidad de Aragón. Debido a su gran demanda, la encontramos asimismo en casi todas las provincias productoras de aceite de oliva españolas.