La miel de Brezo procede de las flores del Brezo. El Brezo es un arbusto que se cría en las llanuras, laderas, collados, roquedos de zonas montañosas. Florece en verano, pudiéndose alargar la floración al final del verano en zonas de menor altitud, por lo tanto la nueva cosecha de Brezo empieza siempre a mediados y finales del verano.

La cosecha de la miel de Brezo es variable, pues su floración es a menudo precoz e irregular. Además es muy sensible a los periodos largos de sequía y a la lluvia.

Nuestra miel cruda de Brezo

La miel de Brezo tiene un color ámbar y cuando cristaliza toma un color bastante más marrón, con tonos claramente rojizos.

Dicha  miel cruda de Brezo tiene un aroma muy intenso y persistente, sobre todo en el retrosanal, y recuerda a los bosques de hoja caduca en otoño, el humus y las setas. Al degustarlo se aprecian notas saladas y marcados componentes amargos, con mayor o menos intensidad dependiendo del tipo de Brezo y de su pureza.

Si esta miel le acompaña algo de miel de zarza, tendrá mayor humedad, notas ácidas y tendencia a cristalizar con separación de las fases sólida y líquida. Si esta miel estuviese acompañada con mielatos de encina-roble, será más oscura, con notas saladas más marcadas, aromas malteados y con menor tendencia a la cristalización.

Beneficios y propiedades de la miel de Brezo

La miel de Brezo al igual que todas las mieles tiene unas características comunes a ellas, posee propiedades bactericidas y desinfectantes por su baja concentración de agua y su contenido en enzimas, la invertasa.

La flor de Brezo, una planta medicinal confiere unas propiedades específicas a esta miel. Esta miel  es rica en antioxidantes  y componentes antisépticos, muy recomendada para personas con problemas cardiacos como la insuficiencia coronaria, arritmias, cardiopatías, angina de pecho e infarto. Además, por sus propiedades antisépticas, previene la formación de cálculos y las inflamaciones en la vejiga, riñón y uretra.

La miel de Brezo, siendo una miel muy oscura, contiene una gran cantidad de minerales, por lo que se recomienda su consumo a personas con fatiga, anemia y falta de apetito.

Recomendaciones de la miel de Brezo

La miel de Brezo es una miel menos dulce y con mayor aroma, ideal para las personas que no quieren dan un sabor tan dulce a sus platos.

Los grandes cocineros recomiendan la miel de Brezo para maridar con cítricos, en la elaboración de platos de pescado y en bollería, como: tartas, biscochos y magdalenas. También es ideal para combinar con platos con especias y platos picantes.

Indicaciones

La miel cruda de Brezo puede tardar en cristalizar, pues es una miel con menor contenido en glucosa y rica en minerales, dos factores que retrasan su cristalización. No obstante, su cristalización se verá influida por el contenido de otros néctares y mielatos.

Procedencia

Nuestra miel de Brezo la obtenemos de dos apicultores, uno de un pueblo de Guadalajara, en Brihuega y otro de Cádiz.