La variedad cornicabra es otra de las más extendidas en España, siendo predominante en Castilla La Mancha, y fundamentalmente en Toledo.