La miel de Madroño procede las flores de dicha planta, el Madroño. Un arbusto que no suele superar los 5 metros y que  crece en las zonas del clima mediterráneo.

El Madroño florece a finales de verano, obteniéndose la miel a finales de verano y principios de otoño.

Nuestra miel cruda de Madroño

La miel de Madroño tiene un color oscuro, que al cristalizar llegar a castaño rojizo, tirando hacia el marrón.

Su aroma es muy peculiar, siendo una de las mieles más amargas que se encuentran en el mercado, y más amarga cuanto más fresca sea. El amargor de esta miel es debido a los heterósidos, un principio activo que tiene una acción antiséptica urinaria y genital.

Beneficios y propiedades

La miel de Madroño, una miel oscura rica en minerales, posee las propiedades típicas de una miel; bactericida, antiséptica y cicatrizante.

Componentes específicos del Madroño aportan a esta miel mayores propiedades astringentes y antisépticas, por consiguiente, muy indicada para las personas que sufren de diarreas. Además dicha miel  tiene efectos muy beneficiosos sobre el hígado.

Recomendaciones de la miel de Madroño

La miel de Madroño es una miel con un toque amargo, lo que resta considerablemente el dulzor que da cualquier miel, por lo que es ideal para los amantes del amargo.

Grandes cocineros emplean dicha miel para maridar quesos, mousse de chocolate y dar un toque muy especial al café. El amargo del café con el amargo de la miel de Madroño combina muy bien.

Esta miel suele usarse en la combinación y elaboración de cremas de vinagre, dándolas un sabor potente y fino.

Indicaciones

La miel de Madroño suele cristalizar muy rápido y con una granulometría gruesa, por lo que es probable que siempre la encuentre cristalizada.

Procedencia

La miel de Madroño la obtenemos de nuestro apicultor que está situado en Cádiz.