La miel con frutos secos, es una miel normalmente de azahar o multifloral que se ha añadido diferentes frutos secos, de un tipo o varios a la vez. Los frutos secos añadidos a nuestras mieles son las siguientes: avellanas, almendras, nueces, piñones y trufas.

Nuestra miel cruda con frutos secos

Nuestra miel cruda con frutos es una miel de calidad, es decir, cruda o pura, como se suele nombrar coloquialmente, a la que se le han añadido frutos secos de calidad.

El aroma y sabor de los frutos secos se potencia con el de la miel, dando como resultado un dulce delicioso y saludable.

Beneficios y propiedades de la miel con frutos secos

A las magníficas propiedades de la miel; energizan tés, bactericidas y antisépticas, le añadimos las propiedades de los frutos secos. Estos últimos ricos en antioxidantes, fibra, proteínas y ácidos grasos esenciales.

Este dulce que es muy saludable, no se debe abusar de el por su gran aporte energético.

Recomendaciones de la miel con frutos secos

La miel con frutos secos es tan deliciosa, que se puede tomar a secas sin nada más. La recomendamos para preparar tostadas y acompañar a biscochos y magdalenas.

Indicaciones

La miel no caduca, pero los frutos secos sí que tienen fecha de caducidad y pueden enranciar. Los que están cubiertos con miel no les pasa nada, pero debido a que la densidad del fruto seco es menor, los frutos secos más cercanos a la superficie pueden ponerse en contacto con el aire, y por consiguiente, enranciar. Si tuviese el fruto seco sabor u olor a rancio, desechar esta capa superior de la miel con frutos secos.

Procedencia

Nuestra miel con frutos secos la obtenemos de los siguientes apicultores, quienes ellos mismo preparan esta mezcla: de nuestra apicultor de Cádiz, de nuestro apicultor de Córdoba y por último, de nuestro apicultor de Valencia.