La población actual cada vez está más preocupada por los problemas medioambientales, por esta razón en todo el mundo está ganando con fuerza los productos ecológicos y un estilo de vida que respete más nuestro planeta. Las noticias del cambio climático, la desaparición de especies animales y vegetales, los enormes daños de los insecticidas usados por el hombre, han despertado la conciencia humana y mucha gente compra miel ecológica.

Otro de los motivos que nos llevan a elegir productos ecológicos es la salud. Enfermedades como el cáncer, las alergias y otras enfermedades raras que empiezan a surgir han empezado a salir a partir de la revolución industrial y en las últimas décadas empiezan a dispararse.

Comer productos ecológicos no debería ser sólo eso, comprar un producto natural que cuesta más caro, sino tomarse la vida con otra filosofía. Desde el punto de vista nutricional, deberíamos estudiar muy bien lo que ingerimos. Seguir la dieta mediterránea, consumir productos frescos y variados, evitar conservantes, productos precocinados son pasos que debemos seguir cada día para cuidar nuestra salud.

Otra de los factores que impactan en nuestra salud es como nos tomamos la vida. Una vida en que respetemos al prójimo,  contemplemos las naturaleza, nos relacionemos con nuestros familiares, amigos y pareja, evitemos el estrés y saquemos cada día un rato para nuestro bienestar y nosotros mismos, va a crear un antes y después en nuestra vida y salud.

La miel cruda ecológica

La miel ecológica está libre de cualquier producto químico y antibiótico que podrían encontrase en pequeñas trazas en las mieles convencionales. Asimismo, las mieles ecológicas pasan controles más rigurosos de organismos oficiales de certificación, ajustándose a la regulación nacional y europea.

Más importante que la miel sea ecológica o no, es que la miel sea de calidad y no esté pasteurizada, es decir, debemos comprar una miel cruda del año. Poco sentido tiene una miel ecológica si ha sido pasteurizada o mezclada con otros sustitutivos, quedando un jarabe dulce sin ninguna vitamina y encimas que tantos beneficios nos dan a nuestra salud.

Nuestra variedad de mieles ecológicas y crudas en Madrid

Todas nuestras mieles que ofrecemos en nuestro negocio han sido obtenidas por pequeños apicultores de España y Europa, los cuales son unos grandes amantes de la naturales y del trabajo que realizan. Nosotros hemos visitados todos los apicultores para asegurarnos de la calidad de sus mieles, pero si bien es cierto, una miel ecológica se somete a mayores y exigentes controles de calidad. Las variedades de mieles ecológicas que ofrecemos son las siguientes.

Miel de brezo, castaño, madroño, multifloral, roble y romero ecológica: La miel de brezo ecológica la obtenemos de un apicultor de Cádiz que coloca año tras año sus colmenas por toda la geografía de dicha provincia; en el Parque Natural de Sierra de Grazalema y en el Parque natural de los Alcornocales.

Miel de cantueso, castaño, roble ecológica: Estas otras mieles ecológicas las obtenemos de otro pequeño apicultor situado en Madrid, Antonio Simón que tiene colocadas todas sus colmenas a lo largo de los espacios naturales de la comunidad de Madrid.

Precio de la miel ecológica

La miel ecológica suele tener un precio algo mayor que la miel convencional, pues los costes de producción, los cuidados y las pérdidas de producción son mayores que en la miel convencional.