10 errores comunes al empezar con la apicultura

Colmenas en un encinar

Nosotros no somos apicultores, pero según nos han contado los apicultores que nos suministran miel y en páginas y foros de apicultura, estos son los errores más comunes al comenzar en el mundo de la apicultura y la producción de miel en una forma más comercial. Por lo tanto, son errores que podemos evitar y nos quitarán algunos dolores de cabeza si estás comenzando en este mundo tan bonito.

Índice.

  1. Los diez errores más comunes al empezar la apicultura
  2. Material que nunca debe faltar a un apicultor

Resumen: Errores comunes que un apicultor suele tener con sus primeras colmenas. Asimismo, esta información la hemos complementado de nuestros apicultores de Madrid, Brihuega y Zamora. Asimismo, en nuestra tienda le ofrecemos una fantástica selección de mieles españolas como; brezo, eucalipto, romero

Artículos relacionados: ¿Dónde comprar miel cruda de calidad?

1. Los diez errores más comunes al empezar la apicultura

Entre los errores más comunes al empezar la apicultura, tenemos los siguientes:

1) Única evaluación exterior de la colmena

Unos de los errores comunes para los que se inician en la apicultura consiste en creer que la colmena va bien sólo por ver que llegan las abejas llenas de polen. Sin embargo, pueden estar atacadas por avispas y hormigas que se estén alimentando de su polen.

También se debe mirar en los alrededores, pues uno debe inspeccionar si hubiese muchas abejas muertas cerca de la colmena.

Asimismo, debemos hacer una comparativa en los años venideros con el tráfico de abejas que tienen las colmenas. También se debe echar un vistazo al interior de la colmena por si se encuentra algo extraño y poder remediar con antelación de que el problema sea masa grave.

2) No reconocer la desaparición de la reina

Otro de los problemas que suelen tener los primeros apicultores es la pérdida de la reina. Al principio no se notará tanto, pero luego producirá la pérdida de la colmena. Primero se verá que desaparece la cámara de cría. Posteriormente se notará un aumento de la producción de miel y polen, pues no se alimentan nuevas crías al no haber reina. Finalmente, al no haber reposición de  las abejas, la colmena morirá.

Lo que tenemos que revisar es si hay puesta de huevos, pues en caso contrario, es una señal clara que no hay reina.

3) Dejar huecos dónde no se deben dejar

Otro de los aspectos que tiene que mirar un nuevo apicultor es que las abejas siempre tengan espacio suficiente para ellas. Ya que si la tapadera está mal colocada o no se le han puesto las alzas sufiencientes, nos encontraremos con colmenas en lugares que no deberían estar.

Algunas veces las apicultores dejan menos espacio en las colmenas para trabajas en ellas. Sin embargo, una vez que el trabajo esté terminado se debe dejar suficiente espacio a las colmenas.

4) Recolección de la miel antes de tiempo

Otro error común es tener prisa por recolectar la primera miel y que esta no esté todavía formada. Recolectarla muy tempranamente logrará una miel muy líquida  de baja calidad. Asimismo, esta miel si tiene un alto contenido en agua, es que acabará fermentando y no se podrá tomar.

5) Alimentación no adecuada a los nuevos enjambres

lo ideal es alimentar a la colmena en los momentos de carestía con su propia miel. Sin embargo, la gran mayoría de los apicultores no lo hacen por cuestiones económicas. Ya que sale muchos más rentable vender toda la miel y alimentarla con azúcar y otros complementos.

Por lo tanto, al alimentar a la colmena con azúcar y otros complementos, si estos no tienen los nutrientes necesarios, la colmena acabará muriendo. Por esta razón, debe el apicultor poner cuidado en como alimenta a la colmena si no deja pate de la producción a las abejas.

6) No colocar las colmenas en los lugares más adecuados

Aunque este problema nada tiene que ver con la salud de la colmena, el nuevo apicultor debe asegurarse que dónde coloca las colmenas está permitido y cumple con todos los reglamentos municipales. Ya que si no, va tener problemas con las colmenas y por tanto con su alimentación.

7) No protegerse adecuadamente

Falta de protección por una visión idílica de las abejas. Hay algunos apicultores que al ver algunos vídeos de apicultores creen que las abejas son unos insectos inofensivos y dónde otros apicultores apenas usan protección. Este fallo que en la mayoría de los casos no tendrá mucha transcendencia será solucionado muy rápidamente una vez que el nuevo apicultor sufra algún pinchazo de la abeja.

Por lo tanto, nosotros siempre recomendamos usar todos los medio de protección como el ahumador para abrir las colmenas.

8) No utilizar ahumador

No usar el ahumador es un grabe error por varias razones. En primer lugar las ahuyentas al creer ellas que hay un incendio. En primer lugar logras que entre ellas no se comuniquen y preparen un ataque conjunto  contra ti. En segundo, al irse de la colmena entre ellas no se aplastan y por tanto no mueren muchas de ellas ahogadas.

Aunque es cierto que cuando reciben el humo, se atiborran de miel y la producción disminuye. Sin embargo, los beneficio del ahumador son mucho mayores.

9) Pocas colmenas

Otro error que suelen hacer los principiantes es comenzar con muy pocas colmenas. Aunque parezca mentira, empezar con unas cuantas a la vez es muy aconsejable, ya que si se nos va una reina, podemos sacar de otras colmenas otra reina. Además, si una colmena está más floja entre ellas se ayudan.

10) No aumentar conocimientos

Otro de los errores, aunque esto ya no sucede a las primerizos es creer que uno ya sabe todo. Es muy importante seguir formándose y saber como se comportan las abejas para atajar desde el principio posibles problemas.

2. El material que nunca debe faltar a un apicultor

El material que nunca debe faltar a un apicultor es; el mono de protección, guantes y una careta para proteger los ojos y el resto de la cara. Este material es el imprescindible para acercarse a una colmena. Asimismo, necesita una ahumador para ahuyentar a las abejas y una espátula para poder separar partes de la colmena del armazón de la colmena de madera.

 

Fuente:

Nuestros apicultores

Ecocolmena.org

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *