Veneno de abeja y sus propiedades

El veneno de abeja se sintetiza en las glándulas del aparato defensivo de las abejas hembra y reina, pues la abeja macho o zángano no tiene aguijón. La formación del veneno en las abejas obreras o reina aumenta durante las dos primeras semanas de su vida adulta y llega a un máximo cuando la abeja trabajadora está involucrada en la defensa de la colmena y este  disminuye al hacerse más viejas.

Una abeja madura puede almacenar entre 100-150 µg de veneno, y puede inyectar con su aguijón entre 0.15-0.30 mg de veneno. La abeja reina tiene mayor cantidad de veneno, almacenan unos 700  µg, pero probablemente solo lo usen para luchar contra otra abeja reina, en el caso que se disputasen el control de la colmena.

El veneno de abeja es un líquido transparente que se seca rápidamente a temperatura ambiental, inodoro y con un gusto amargo. Cuando el veneno de abeja se seca, toma un color amarillento y un color marrón cuando está oxidado.

El veneno de abeja contiene más de 80 sustancias diferentes, entre ellos compuestos volátiles que se pueden perder fácilmente durante su recolección. El veneno de abeja está compuesto mayoritariamente por agua y contiene aminoácidos, fosfolípidos, glúcidos, aminas, como la histamina, polipéptidos (melitina, propelitina), la apamina, otras proteínas sencillas, enzimas, como: las fosfolipasa A y la hialuronidasa.

Sobre los productos de la colmena, te recomendamos que lea: La miel cruda sin pasteurizar

Veneno de abeja para el dolor y otras propiedades

Se está llevando mucha investigación sobre las propiedades y usos del veneno de abeja, sobre todo desde que muchos artistas lo hayan puesto de moda. Las propiedades que se le atribuyen al veneno de abeja con una base científica son las siguientes:

Propiedades analgésicas y antiinflamatorias:

Investigaciones realizadas por científicos de la Universidad Kyung Heede en Seúl con animales han demostrado que el veneno de abeja aplicado junto a la acupuntura tiene efectos antiinflamatorios y analgésicos, aunque todavía falta mucha investigación para estar completamente seguros de esta información.

Cáncer:

Investigadores de la Universidad de Washington en San Luis, han usado un ingrediente del veneno de abeja, la melitina. Compuesto que disminuye el crecimiento de los tumores en ratones, pero que también ataca a las células sanas.

Otras investigaciones han demostrado que el veneno de abeja inhibe la invasión de células tumorosas a otros tejidos, inhibe la metástasis.

Estimulante de la circulación sanguínea:

El veneno de abeja estimula la circulación sanguínea, incrementa la permeabilidad de los vasos sanguíneos y disuelve obstáculos que se encuentra en ellos, previniendo la trombosis.

Diabetes:

Según numerosos estudios realizados tanto en ratones como en conejos, el veneno de abeja disminuye la glucosa en sangre y mejora el perfil lipídico en diabéticos. Aunque más estudios se tendrían que realizar para confirmar con más certeza estas afirmaciones.

Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa que actualmente no tiene cura. Existen varios tratamiento farmacéuticos, pero todos ellos tienen efectos secundarios. Sin embargo, algunos pacientes que se someten a un tratamiento con veneno de abeja consiguen una disminución del dolor, mejora de la coordinación y un incremento de la fortaleza del cuerpo.

Aunque todavía no se sabe con certeza porque el veneno de abeja tiene efectos beneficiosos en las personas con esclerosis múltiple, se cree que es debido a dos componentes del veneno, la adopalina y metalina.

Parkinson:

Se ha visto que las personas con párkinson que siguen una terapia con acupuntura y veneno de abeja, mejoran su habilidad y su actividad diaria.

Artritis reumatoide:

Científicos han encontrado que el veneno de abeja tiene un efecto en el control de la inflamación de las articulaciones, debido a que estimula los esteroides fortaleciendo el sistema inmune.

Sida:

Investigadores de la Universidad de Medicina de Washington in San Louis han demostrado que un componente del veneno de abeja, la melitina puede matar al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) sin dañar a las células no infectadas.

El veneno de abeja en la cosmética natural

Desde hace unos años atrás famosos del mundo de la belleza y la industria de la cosmética han vuelto a poner la mirada en las numerosas propiedades fantásticas que nos aporta el veneno de abejas, surgiendo como consecuencia numerosas cremas elaboradas con este compuesto y el resurgimiento de tratamientos de belleza, a parte de  tratamientos de salud, con las picaduras de abeja.

Tengan en cuanta los consumidores de estos productos que a las abejas no se las mata, pues se las extrae su veneno su arrancarles su aguijón. Naturalmente, las abejas cuando pican clavan su aguijón y al soltarse se desgarran parte de su toras causándoles la muerte. Este no es el caso, pues las técnicas actuales extraen su veneno sin causar daño a las abejas. Lo mismo que en la apicultura.

En nuestra tienda de las Rozas de Madrid ofrecemos algunos productos de cosmética que contienen veneno de abeja de la marca Castillo de Peñalver.

Foto 1: Nuestras cremas con veneno de abeja

¿Dónde comprar veneno de abeja?

La venta de veneno de abeja en España no está legislada, por lo tanto no se puede comprar pura de una forma legal. Es cierto que siempre existe un mercado negro donde uno podría comprarlo, pero tendrá que asumir usted mismo el enorme riesgo de comprarlo y confiar en esa empresa, la cual no tendrá ninguna certificación ni control del estado español.

Las empresas de cosmética españolas según he podido hablar con alguna de ellas, lo están comprando en otros países donde si está legislado, uno de esos países sería Rusia.

Otra manera de adquirir el veneno de abeja sería por medio de algún centro de natural de apiterapia, el cual te suministraría la dosis en tu cuerpo de manera natural por medio de un pinchazo de abeja. También uno debe ser consciente que todas estas técnicas naturales que están englobadas con otras muchas bajo el nombre de neuropatía están siendo cuestionadas y consideradas por algunos gobiernos como pseudociencia.

 

Fuente:

Periódico Huffington Post: http://www.huffingtonpost.com/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *