La avispa asiática en España

La avispa asiática (vespa velutina)  es una especie invasora, originaria del sureste asiático, la cual fue detectada en Europa por primera vez en Francia en el 2004. Se cree que entró por el puerto de Burdeos en un contenedor de material de jardinería en malas condiciones, procedente de China. En la actualidad es una especie que está provocando grandes daños a las abejas silvestres y las productoras de miel en España y Francia.

Francia, con unas condiciones de humedad y climatológicas similares al sureste asiático, la avispa asiática colonizo rápidamente su territorio y en el año 2010 se detecto por primera vez  en Guipúzcoa. Esta avispa invasora ha ido invadiendo todo el norte peninsular, encontrándose en las comunidades autónomas que van desde Cataluña hasta Galicia, llegando en Castilla y León hasta la provincia de Burgos. Además, los expertos pronosticas que en una década la avispa asiática colonizará el resto de la geografía española.

También puedes leer sobre otro de los grandes problemas de las abejas en Varroa de las abejas

Ciclo y nidos de la avispa asiática

La avispa asiática se reconoce fácilmente por tener un cuerpo de color en su mayor parte negro o marrón oscuro, con pocos dibujos amarillos o anaranjados.

Sus nidos son grandes con forma esférica u ovalada, con un diámetro de entre 40 y 70 cm y una altura que puede llegar casi al metro. Estos nidos los suelen formar en las copas altas de los árboles, dificultando su avistamiento, y con menor frecuencia en los arbustos. Aunque también se pueden encontrar en áreas no perturbadas y protegidas de edificios.

Ciclo biológico:

Entre los meses de febrero y marzo, las avispas reina apareadas salen de su hibernación, y esta la suelen pasar en grietas. Una vez salidas de este estado, por los meses de abril y mayo, la reina crea una nueva colonia y empieza con la construcción de un nido primario o embrión, donde depositará los huevos y de estos surgirán la primera veintena de avispas obreras.

A partir de este momento, entre los meses de mayo y junio, la nueva colonia se desplaza a otro árbol generalmente para formar un nido mayor, llamado nido secundario, aunque a veces se quedan en el mismo nido primario, reforzándolo. Este nido suele coger hasta 70 cm de diámetro y 90 cm de altura, nacen entre unas 1000 y 1500 nuevas obreras, y a finales de verano emergen también entre 100 y 300 hembras y machos.

Desde finales de agosto a octubre, las avispas fecundadas, las futuras reinas, se dispersan y la avispa que creó esta colonia muere por finales de octubre y la colonia deja de estar activa. Finalmente, por los meses de noviembre y diciembre, las avispas obreras y los machos mueren y las futuras y nuevas reinas solas o en grupos reducidos invernan en pequeñas grietas para volver a despertarse en los meses de febrero y marzo.

Alimentación:

La avispa asiática es un insecto tremendamente feroz que se alimenta de néctar y frutas maduras cuando son adultas, pero capturan abejas melíferas y otros insectos para alimentar a sus crías.

Defensas:

La abeja ibérica, la Apis melifera ibérica no ha aprendido aún a defenderse contra la avispa asiática. Otras especies de abeja,  como la abeja Apis cerana en Asia ha desarrollado una nueva técnica para enfrentarse a dichas avispas, que consiste en que numerosas abejas rodean a la avispa asiática, formando una pelota. Con este mecanismo, la avispa asiática al estar rodeada de numerosas abejas, aumenta rápidamente su temperatura la cual,  la acaba matando.

Actualmente se están investigando nuevas técnica para reducir su expansión y erradicarla. Sin embargo, nada está siendo totalmente.

Diferenets organismo oficiales, como la denominación de origen de Málaga están dando diferentes consejos, como los siguientes: colocar de mallas en las colmenas para impedir su entrada en ellas, la destrucción de sus colonias una vez localizadas, reducción de la piquera para evitar su entrada en las colmenas, colocación de tramspas, trasladar las colmenas a oro lugar cuando estas son atacadas por la avispa asiática y dejar una vegetación alta delante de la colmena.

Estas avispas asiáticas están creando un problema medioambiental más grave de lo que parece, y no sólo afecta a la producción de la miel y a las abejas que captura. Además de las abejas que captura y devora, el resto de la colmena se aterroriza y no sale a pecorear, es decir, no se atreve a salir fuera de la colmena a recoger polen y néctar.

Como consecuencia, la colmena no recibe alimento, miles se mueren de hambre y se produce un declive de su población. Además, este terror por salir y afán de esconderse, hace que ellas se amontonen dentro de la colmena  y mueran aplastadas.

¿Qué hacer si encuentras una avispa asiática?

Si usted encuentra un nido de avispa asiática, lo primero que debe hacer es huir en seguida del lugar, y una vez que esté lejos de ellas llamar a la policía o guardia civil para comunicarles la ubicación de dicho nido. Ellos se encargarán de eliminarlo.

En el caso de saber distinguir a la avispa asiática a simple vista, y si la encuentra en una zona que no esté colonizada todavía por la avispa asiática, es necesario también que lo comunique a las autoridades.

¿Cómo eliminar un nido de avispa asiática?

En primer lugar, si usted no está autorizado por una administración gubernamental, no intente eliminar un nido de avispas asiáticas. Principalmente por poner su vida en riesgo y segundo porque no será capaz de eliminar y matar completamente el nido. Como consecuencia, conseguirá esparcir el nido y que se formen a su vez otros nidos.

El mayor problema de los nidos de avispa asiática es encontrarlo, pues suelen estar ubicados en las copas altas de los árboles y no es fácil encontrarlo. Las avispas asiática al tener a día de hoy pocos depredadores, su expansión está siendo rápida y la formación de sus nidos lo hacen con bastante rapidez.

En la actualidad existen varios métodos para eliminar los nidos de avis asiática, que son los siguientes:

– Quemar los nidos: este método se lleva a cabo cuando las condiciones lo permiten, es decir, si el nido no está cerca de una población, si no está en una zona con riesgo de incendio, la altura del nido…. En este caso, el equipo especialista rocía el nido con gasolina y lo prende hasta acabar por completo con la población de velutinas.

También podemos ver en internet algunos videos de como equipos del ejército acaban con ellas con lanzallamas

– Congelar los nidos: otro método que se ha empleado es su congelación durante varios días hasta que se detecte la muerte completa de todas las abejas. Una de las desventajas que puede tener dicho método es su traslado a la cámara frigorífica, pues habría que soltarlo del árbol, teniendo en cuenta que a veces el nido de velutinas se encuentra agarrado al trono del árbol.

– Explotar los nidos; Otro de los métodos es meterle dinamita y explotarlo. De esta manera no creo que se solucione el problema pues muchas quedarán vivas y formarán otro nuevo nido

– Inyectándoles veneno: no creo que se haya encontrado un veneno adecuado para acabar con toda el nido pero podría ser otra solución parcial

– Trampas para avispas asiáticas: Los apicultores están elaborando por si mismos trampas caseras con feromonas. En estas trampas la avispas asiáticas entran pero no saben salir. No obstante, cazar unas cientos de avispas asiáticas va a tener poca repercusión en la expansión de esta nueva especie invasora.

– Especies autóctonas: Este sería la mejor opción para controlar dicha especie invasora, que las especies de pájaros insectívoros y otros animales autóctonos que se alimenten de insectos aprendan a atacarlas.

En Francia sus aves autóctonas están empezando a conocer a estas avispas y ya están empezando a consumirlas como fuente de alimento. Esta sería la mejor manera de controlar esta plaga, pero va a ser lento hasta que las aves autóctonas españolas empiezan a utilizarlas como fuente de alimento. Ya algunos abejarucos ya las están comiendo.

A continuación, os mostramos un video hecho en Francia donde se ve a un águila alimentándose de las avispas asiáticas.

Depredador de Avispa Velutina

Poco a poco van apareciendo depredadores que pueden introducir a la #AvispaAsiática en su menú. El abejero europeo o Pernis apivorus es una ave rapaz que basa su dieta en #abejas silvestres y #avispas. Este vídeo fue grabado al sur de Francia y se puede ver como va deshaciendo poco a poco el nido de Velutina para alcanzar las larvas que son fuente de proteínas y azucares.Mientras los apicultores hacemos lo que podemos para defender nuestras abejas de esta especie invasora, la #naturaleza va adaptándose para sobrevivir. En estos enlaces hay información sobre este ave migratoria:https://es.wikipedia.org/wiki/Pernis_apivorushttps://www.seo.org/ave/abejero-europeo/http://www.vertebradosibericos.org/aves/perapi.htmlwww.omelhoney.wixsite.com/omelhoneywww.omelhoney.blogspot.com.eswww.youtube.com/channel/UC9P6i7o8sS9zGq1b3Ko5JQA

Publicada por OMEL HONEY en Martes, 5 de septiembre de 2017

Cada año va avanzando y conquistando terreno la temida avispa asiática. Está haciendo mucho daño en la zona de Galicia. La avispa asiática, unido a la varroa, los insecticidas y la falta de lluvias, está dejando al sector de la apicultura y de la miel pura en una situación cada vez más difícil.

Llega la avispa a Valencia

Según un vecino de Torrente, al sur de la ciudad de Valencia, la avispa asiática (Vespa Velutina) ya ha llegado a su casa, un chalet y en junio de este año, se avistó un nido primario de dichas avispas en el área de la Marxadella, área de la ciudad de Valencia.

En el nido primario se desarrollan las primeras avispas para luego formar otro nido de mayor tamaño. Las avispas adultas entre otros alimentos se alimentan de miel y capturan a las abejas para alimentar a sus crías. Más información sobre las avispas asiáticas en,

La Asociación Valenciana de Asaja (AVA-Asaja) lleva algunos años alertando de la llegada de la avispa asiática a la Comunidad Valenciana, pues esta avispa podría causar grandes estragos a miles de colmenas situadas en dicha comunidad.

Imaginemos el gran daño que va a causar un futuro asentamiento de avispas asiáticas en toda la agricultura y huertas de Valencia, pues sin las abejas no se podrán polinizar todos los frutales y hortalizas que se encuentran en ellas. Además de quedarnos sin las mieles tan deliciosas como la miel de azahar y especialmente sin la miel de limón.

Desde El Cortijuelo de San Benito pedimos a todas las autoridades de Valencia que aborden esta plaga invasora y unan todos sus esfuerzos para que no lleguen y se asienten aquí.

Si seguimos con este paso nos quedaremos sin abejas, insectos tan importantes para el equilibrio de la naturaleza y sin la miel, este producto edulcorante y medicinal que nos regala la naturaleza.

Fuente:

Revista especializada en aoicultura, Vida Apícola: http://www.vidaapicola.com/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *