Cosmética natural casera

Hoy en día, está cambiando en el mundo la concepción de las grandes farmacéuticas, donde años atrás se consideraban que sus productos medicinales y cosméticos eran verdaderos y milagrosos sanadores, a pasar a ser reconsiderado su eficacia por los investigadores. Sobre todo desde que la Organización Mundial de La Salud (OMS) está dando una mayor consideración a la medicina y cosmética natural. Sobre este tema, también te recomendamos que leas Cuidados diarios de la piel

Por otra parte, si lo que estás buscando es comprar cosmética natural de calidad, no busques más, El Cortijuelo de San Benito te ofrece una gran selección de productos de cosmética natural de gran calidad y natural; cremas anti-arrugas, antiedad, regeneradoras, geles de baño, champús anti-caída, protectores labiales, leches corporales, etc. Puedes comprarlos en nuestra tienda de Las Rozas de Madrid o en nuestra tienda online.

La miel para hacer cremas caseras

Ya los hombres de la antigüedad conocían los efectos curativos de la miel. Así, pues Hipócrates utilizaba la miel para el tratamiento de diferentes enfermedades. Otro ejemplo de ello, fue el médico árabe Avicenna, quien aconsejaba como manjar las nueces y la miel, con el fin de mantener la juventud de nuestro cuerpo. Además, son  legendarios los baños con leche de burra y miel que se daba la última reina del Antiguo Egipto, Cleopatra.

Unos de los primeros productos naturales que se han utilizado en la antigüedad y se siguen utilizando a día de hoy en la elaboración de productos de cosmética natural. La miel, como hemos visto en anteriores artículos, aporta numerosos beneficios para la salud, por su aporte de antioxidantes, vitaminas, minerales y encimas. su alta concentración de azúcares, su bajo pH y sus encimas que se convierte en agua oxigenada, dan a la miel propiedades desinfectantes.

La miel aplicada sobre nuestra piel nos aporta los siguientes beneficios: Primero, la miel tiene propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas y bactericidas por su alta concentración de azúcares, por su bajo pH y por sus encimas que forman peróxidos al contacto con el agua. Tres factores muy desfavorables para cualquier organismo Segundo, esta alta concentración de azúcares también le confiere propiedades humectantes e higroscópicas, es decir absorbe el agua que encuentra a su alredor, creando una película sobre heridas y quemaduras libre de microorganismo y con humedad ideal para la curación de la piel. Tercero, la miel hidrata la piel, evitando su sequedad, la formación de escamas. Por último, contiene antioxidantes y minerales que ayudan a mantener la piel más sana y fuerte.

Las mieles claras como la de azahar, lavanda, romero y tomillo son más ricas en antioxidantes y las mieles más oscuras como la de brezo, roble y bosque son ricas en minerales.

Por estas razones, la miel es tan reconocida en el mundo de la cosmética natural. Además, si juntamos con otros productos de la colmena, como la jalea real, propóleos y cera, podremos hacer cremas, jabones, champús ideales para el cuidado de nuestra piel. Aquí os damos algunos recetas para que las elabore por si mismo.

Recetas de cremas caseras

Aquí como en otros artículos os queremos dar una recetas para que vosotros mismos podáis elaborar vuestra cosmética natural casera. Os recomendamos que emplees ingredientes de calidad, en el caso de la miel, miel cruda o pura.

A continuación os ofrecemos las siguientes recetas elaboradas con miel:

Foto 1: Cesta de regalo con productos de cosmética a base de miel

Champú y acondicionador:

La miel es un ingrediente fantástico para elaborar su propio champú, previniendo la aparición de eczemas y psoriasis por sus propiedades bactericidas; y reduce la caída de pelo o su pérdida, al hidratar la raíces del pelo.

Ingredientes:

– 4 cucharadas de miel cruda

– Agua fresca

Modo de uso:

Mezcle en un bol, tres o cuatro cucharadas soperas de miel, y el resto llenarlo con agua fresca. Moverlos bien, hasta que la mezcla se pueda extender por el cuero cabelludo. Una vez aplicado, espere unos 30 minutos, y después aclarar con abundante agua caliente.

Tu pelo se hidratará y tomará brillo.

Leche hidratante con miel:

La miel limpiara, hidratará, rejuvenecerá la piel.

Ingredientes:

– 4 vasos de leche entera

– Medio vaso de miel cruda

Modo de uso:

Mezcle en un bol, cuatro vasos de leche con medio vaso de miel. Una vez, que la mezcla está bien hecha, aplíquela sobre su piel, tanto tiempo como quiera. Después, lave y aclare con agua abundante.

Curar heridas, cortes y quemaduras:

La miel es ideal para curar heridas y rasguños sin dejar cicatrices. De entre todas la mieles, la que tienen mayores propiedades bactericidas son las mieles de eucalipto, lavanda, tomillo, y manuka.

Ingredientes:

– Miel cruda

Modo de uso:

Cubra la herida directamente con la miel, mejor con una miel oscura, y encima coloque una venda. Cambie la venda y renueve la miel cada 24 horas, aconsejable antes de ir a la cama.

La miel cicatrizará mucho más rápido de lo que espera.

Foto 2: Miel cruda de eucalipto de Guadalajara

Mascarilla capilar:

Fortalece tu pelo con esta fantástica mascarilla capilar

Ingredientes:

– 2 Cucharilla de café de miel cruda

– 2 cucharillas de café de leche

Modo de uso:

Mezcle dos cucharillas de miel con dos de leche. Una vez que está bien mezclado, extender por la cara y cuello. Espere unos 10 o 15 minutos y finalmente aclare con abundante agua.

Verá que su piel se tersa, coge brillo y elasticidad.

Leche exfoliantes:

Exfolia y rejuvenece tu piel con este magnífico exfoliante

Ingredientes:

– 2 cucharillas de café de miel cruda

– 2 cucharilla de café de aceite de oliva virgen extra

– 1 cucharilla de zumo de limón

Modo de uso:

Mezcle dos cucharillas de miel, dos de aceite de oliva virgen extra y otra de zumo de limón. Mézclelo  bien, y aplique la mezcla en su piel. Espere el máximo tiempo posible y después lavar con agua abundante.

Notará su piel como se estira, se limpia y toma más brillo y elasticidad

Protector labial:

La miel  hidrata, repara los labios doloridos y los protegerá contra el frío.

Ingredientes:

– Cera de abeja

– Aceite de oliva virgen extra

– Miel cruda

Modo de uso:

Mezcle una parte de cera de abeja líquida con tres partes de aceite de oliva virgen extra, y luego se añádele 1 ó 2 cucharadas de miel a la mezcla. Cuando este asentado y solidificado, está lista para usar.

Cremas caseras para las arrugas

Como hemos visto, la miel cruda aporta propiedades muy beneficiosas para la piel y con ella puedes elaborar cremas estupendas en tu casa. No obstante, si no dispones de tiempo, en nuestra tienda os ofrecemos un gran surtido de cremas para las arrugas elaboradas con miel, cera, jalea real y propóleo.

Te damos aquí otra receta para la cara:

Crema de cara:

Para la elaboración de esta crema necesitamos:

– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

– 1 cucharada de miel cruda

– 1 cucharada de zumo de limón.

Modo de elaboración:

Mezclar todos los componentes en un bol

Uso:

Una vez que nos hemos lavado la cara, extender la crema sobre la piel. Esperar con ella unos 20 minutos y después lavarse la cara de nuevo para eliminar cualquier resto de la crema. Verás como tu piel queda suave, limpia e hidratada

Fuente:

Mujer de Hoy: http://www.mujerhoy.com/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *