Prevención de la osteoporosis

osteoporosis al microscopio

La osteoporosis es una enfermedad silenciosa que puede pasar desapercibida durante muchos años, que afecta sobre todo a mujeres tras pasar la menopausia,  aunque también la sufren los hombres en edades avanzadas, jóvenes y personas que sufren diabetes. Se estima que su incidencia aumente por el progresivo envejecimiento de la población.

Una buena alimentación, el aceite de oliva y hacer ejercicio aportan grandes beneficios para la salud, sobre este tema puedes seguir leyendo en La dieta equilibrada, la mejor opción.

¿Qué es la osteoporosis y por qué se produce?

La osteoporosis es una enfermedad musculo-esquelética producida por la descalcificación de los huesos, debilitando su resistencia y aumentando su probabilidad de fracturarse. Esta fragilidad ósea, puede afectar a huesso importantes como los de la cadera, provocando una pérdida permanente de la movilidad y la independencia de la persona.

Su origen se debe a la ruptura del equilibrio entre la formación y  destrucción de tejido óseo. El tejido óseo se renuevan a lo largo de la vida y a este proceso se le denomina remodelación ósea. La remodelación ósea la llevan a cabo dos tipos de células, las células llamadas osteoblastos que crean tejido óseo y las llamadas osteoclastos de los destruyen. El problema surge cuando este equilibrio se inclina hacia la destrucción de hueso, es decir, se destruye más hueso del que se forma.

La osteoporosis la sufren en su mayoría las mujeres tras pasar la menopausia. Después de la menopausia, las mujeres dejan de producir estrógenos (hormonas sexuales femeninas), esta  caída en nivel de estrógenos provoca un aumento de la destrucción ósea y la liberación de su calcio al torrente sanguíneo.

El riesgo de sufrir osteoporosis viene determinado por factores genéticos y hereditarios, por la cantidad de masa ósea que se haya formado en la edad adulta y el ritmo de destrucción que se produce durante la vejez.

Esta  enfermedad no es una consecuencia del envejecimiento y, además, puede ser prevenida, siempre que se siguan unos hábitos de vida saludables, haciendo ejercicio con moderación, tomando alimentos ricos en calcio y vitamina D y evitando hábitos tóxicos como el consumo de alcohol y el tabaco.

osteoporosis

Foto 1: Comparativa de un hueso con osteoporosis y uno normal

Tratamiento natural contra la osteoporosis

El calcio se puede obtener con el consumo de lácteos como: la leche, queso, kéfir, yogurt u otros productos no lácteos como: las sardinas en aceite e higos.

La vitamina D, una vitamina liposoluble, permite la absorción del calcio en el cuerpo. La vitamina D puede ser obtenida en la piel, al exponerse a los rayos del sol. También se encuentra en algunos alimentos como: la yema de huevo, algunos pescados, el salmón y la caballa y en el aceite de oliva virgen extra.

Según las nuevas investigaciones, además de la vitamina d que ayuda a la absorción del calcio, otros componentes minoritarios del aceite de oliva virgen extra, como los polifenoles, europeina, hidroxitirosol y luteolina podrían reducir la pérdida de calcio de los huesos e incrementarían la formación de los osteoblastos, formadoras de hueso, ayudando al desarrollo y la calcificación de los huesos en todas las edades.

Además, según indican las estadísticas, los países que siguen la dieta mediterránea y consumen frutas y verduras frescas y aceite de oliva virgen extra tienen unos huesos más fuertes y sanos.

Fuente:

Medlineplus. https://medlineplus.gov/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *