La caída del pelo, un pelo débil, la alopecia, nuestro pelo en el caso de muchos hombres y en algunas mujeres, va poco a poco desapareciendo. Existe una renovación natural, pero cuando la caída va a mayor ritmo que la reposición, el proceso de pérdida de pelo está iniciado y debemos usar productos anticaída.

Muchos estamos predestinados biológicamente, ya nuestros padres, abuelos y bisabuelos fueron calvos o tuvieron poco pelo, y está herencia muy probablemente la vamos a recibir.