La amapola

flores de amapola

Las amapolas es una planta silvestre que ha ido desapareciendo de nuestros campos, una flor que ha dado un color rojizo a la naturaleza. El culpable de esta desaparición son los pesticidas y otros agroquímicos usados en la agricultura. Este hecho perjudica a las abejas, pues el polen de amapola es una fuente fantástica de alimento para las abejas. Por lo tanto, si somos amantes de los productos de la colmena: miel cruda, jalea real, polen, propoleo y cera, una manera estupenda para cuidarlas, es dejando que crezcan las amapolas.

Se dice que la amapola vino de oriente, al traerse mezclada con otros granos, desde muy remotos tiempos y una vez que llegó a Europa se adaptó sin ningún problema.

Características de la amapola

La amapola es una planta anual de porte herbáceo que puede alcanzar los 50 cm de altura.  La planta en su conjunto está cubierta por pelusilla blanca. Sus hojas son desiguales, con formas muy distintas, pero con una característica común a todas ellas, sus bordes están dentados, y salen de forma alterna de un tallo principal.

La flor tiene un color rojo muy intenso y característico cuando se abre, que a veces puede coger un color naranja.

Habitat de la amapola

La amapola es una planta de poca altura, de entre uno a tres palmos de altura y que  no vive más de diez meses. La amapola se desarrolla en toda Europa, nace con las lluvias de septiembre, crece lentamente durante el otoño e invierno, floreciendo a principios de la primavera cuando aparece su bonita flor de color rojo escarlata. En mayo forma su fruto y muere en el mes de junio

La flor cabizbaja de la amapola antes de abrirse, se compone de dos sépalos verdes exteriores, formando el cáliz, que se caen al abrirse la flor. Dicha flor posee cuatro pétalos grandes, cruzados, de color rojo escarlata, con frecuencia esconden una mancha negruzca en la base, muy delgada, y que sólo duran un día.

La flor de la amapola no ofrece néctar a las abejas, por lo que no existe miel de amapola, sin embargo, el valor nutritivo de su polen, un polen de color negro, es muy valioso para las abejas.

Las flores rojas de la amapola las encontramos en las cunetas de las carreteras, a veces en los mismos cultivos, campos en barbecho y muchos jardines. No obstante, el aumento de cultivos industriales junto al mayor uso de plaguicida, está provocando la desaparición de las plantas silvestres, entre ellas las amapolas, las cuales son cada vez más difícil de encontrar.

Desde el Cortijuelo de San Benito (aceitecsb.com) queremos avisar de los daños que estamos haciendo a nuestro hábitat y su diversidad, pues con la desaparición de las plantas silvestres, se está perdiendo importantes fuentes de alimento para insectos polinizadores, como las abejas, las cuales producen el delicioso manjar, la miel.

La falta de una dieta equilibrada y completa, es una de las causas que los científicos creen que está provocando el llamado colapso de las colmenas. Otros de los factores que le afectan son los pesticidas, y enfermedades como la varroa.

Propiedades de la amapola

Dicha planta posee la siguientes propiedades:

  • Actúa contra el insomnio: posee compuestos que tienen propiedades hipnóticas y sadantes ayudando a coger el sueño
  • El asma: Ayuda a las personas que padecen asma
  • Tos y resfriados: posee una capacidad bactericida, por lo que se puede usar contra los resfriados.
  • Conjuntivitis: Sus propiedades bactericidas pueden ser empleadas para curar la conjuntivitis.

Las semillas de las amapolas se usan para condimentar platos y panes.

Fuentes:

Revista alemana especializada en Apicultura, Bienen Journal. http://www.bienenjournal.de/

Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. Editorial Labor S. A.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *