La cera de abeja

panal de cera de abeja

La cera de abeja es un producto elaborado por las abejas con multitud de usos, entre ellos están: la fabricación de productos de cosmética natural y de velas. Sin embargo, con el surgimiento de otros productos derivados del petróleo, surge la cera sintética, producto que por su precio y facilidad de producción ha sustituido a la cera de abeja natural.

La cera sintética puede ser sustitutivo para muchas cosas, pero nunca lo será para la elaboración de productos de cosmética. Si quieres recetas de cosmética natural, las encontrarás en: Recetas de cosmética natural con aceite

En nuestra tienda de El Cortijuelo de San Benito en Las Rozas de Madrid y en nuestra tienda online, os ofrecemos la mejor variedad de productos de cosmética a base de cera de abeja, miel cruda, propóleo y jalea real. Aquí podrá comprar: cremas, antiarrugas, regeneradoras, protectores labiales, cremas de manos, champús anticaída, geles, jabones, leche corporal, etc.

¿Qué es la cera?

La cera es una sustancias grasa segregada por las glándulas cereras de las abejas jóvenes obreras. La abejas producen pequeñas escamas de cera transparente de 1.5 mm de longitud y 1 mm de ancho aproximadamente.  Las obreras luego las trituran con la mandíbula, las trituran y las mezclan con sustancia propias glandulares.

Finalmente la utilizan como material de construcción para construir las celdillas y el panal en su conjunto. Esto lo construyen pegando las laminillas una tras otra.

Cera de abeja para cremas

La cera de abejas es un producto natural fantástico para la elaboración de cremas, pues esta el la que ayuda a crear una película sobre la piel y protegerla. Existen muchísimas recetas, y aquí os vamos a dar alguna.

Crema antiarrugas con cera de abejas y aceite de oliva virgen extra

La crema antiarrugas con cera y aceite de oliva, es un crema fácil de hacer y espectacular para hidratar la piel y retrasar los efectos del envejecimiento.

Ingredientes:

5 cucharadas de cera de abeja

6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

1. Incorporar la cera de abejas a un bol de cristal y meter este al baño María.

2. Una vez que la cera está líquida, incorporar el aceite de oliva virgen extra

3. Esperar que se enfríe

4. Una vez fría está lista para usar.

Conservar en la nevera.

¿Dónde comprar cera de abejas?

La cera de abejas se puede comprar a cualquier apicultor, esta te la vende en láminas o fundida. Aseguraros que es 100 por 100 natural, pues hay algunos que venden cera de abejas por cera sintética, como vamos a contar más abajo.

El Cortijuelo de San Benito, en Las Rozas de Madrid le puede suministrar cera de abejas, pero esta sólo se puede comprar bajo pedido. La vendemos en láminas o fundida, y esta puede ser ecológica o convencional.

Consejos: Venta de cera falsa

Markus Baermann, especialista en apicultura, abejas y miel, ha perdido cientos de colmenas valoradas todas ellas en unos 80 000 euros. La culpa la tiene, la compra de placas de cera, las cuales no congeniaron con las abejas..

Imagínate, que eres un obrero y rezumas por tu barriga tejas. “Este dicho traducido literalmente del alemán, el cual es usado por los apicultores alemanes para explicar como las abejas elaboran su cera.

Un experto en apicultura y miel de Alemania, Markus Baermann, aumentó hace unos años su criadero de abejas reinas, con el fin de obtener mayor número de colmenas. Debido a ello, tuvo que comprar láminas de cera adicionales para sus colmenas.

Al pasar unos meses, Markus Bärmenn empezó a observar algunos daños en algunas de sus colmenas sin saber la causa exacta de ello. Asimismo,  como experto en abejas y miel y por razones de trabajo, él tiene la obligación de viajar con frecuencia por todo el suroeste de Alemania. Tras numerosos viajes y tras la visita de un gran número de colmenas, empezo también a observar con frecuencia los mismos síntomas que se encontraba en sus colmenas afectadas.

Al encontrar estos problemas similares en numerosas colmenas, llevó a cabo una investigación a lo largo de Europa con el fin de encontrar las causa de estos dañoss. Después de una minuciosa investigación, llegó a la conclusión inequívoca, que quien producía las láminas de cera de abeja para la formación de las colmenas, tenía un feroz afán de lucro, pues las fabricaba con cera procedente de China y otros países.

Muestras de estas ceras fueron llevadas  a laboratorios de Austria y dieron como resultado, que esa cera de abeja que era vendida como tal, no era cera de abejas, sino otro producto. Según un apicultor, es como si fuera cera de abeja, parece cera de abeja, huele a cera de abeja, pero no es cera de abeja.

Un producto que es letal para las abejas productoras de miel.

Según fuentes fiables de Markus: “Nosotros sabemos que por lo menos 40 toneladas de cera fraudulenta han llegado a la ciudad Alemana de Hamburgo, desde allí se llevarón a Bélgica y luego de nuevo a Alemania. Asimismo, China tan bien vendió a otros países cera adulterada o mezclada con cera de calidad. Esta cera artifical sólo cuesta 8 euros, un negocio muy lucroso, cuando la cera natural en Alemania cuesta unos 50 euros

Este especialista en abejas no lo puede creer, según él: “Esto se trajo al mercado, sabiendo que era una estafa, pues se sabe que en las láminas de cera natural los huecos de las celdillas no están definidos. Tampoco existe ninguna norma, la cual describa exactamente como de naturales debe ser la cera de abeja.

Un empleado del sector de la venta de cera, Heinrich Hammann en Hassloch en Remania-Palatinado, en Alemania, produce planchas de cera para las colmenas de abejas y es también el presidente en la Asociación de Apicultores en Remania-Palatinado, una provincia de Alemania. El fue cauto y según él, los daños causads por este fraude han sido muy contados. Tampoco cree que esto sea un escándalo nacional o de mayor escala.

Los apicultores de esta provincia de Alemania están confundidos.  Además profetiza Markus Baermann, si esto continúa, la apicultura y la miel cruda de calidad desaparecerá de Europa.

Está claro, que cuando uno encuentra en el mercado un producto muy barato, algo esconde, y como dice el dicho que repetía con mucha frecuencia mi abuelo, lo barato sale muy caro.

El siguiente video donde se ven sus colmenas y panales con cera fraudulenta, El video está en alemán, perdonar que esté en otro idioma, pero no puedo hacer otra cosa.

¿Es comestible la cera de abejas?

La cera de abejas puede comerse y no te va a pasar nada, pero nuestro organismo no va a sacar energía de el ni ninguna propiedad beneficiosa. Comer cera, es como masticar un chicle, pero con la incomodidad que luego se te queda pegado a los dientes. Por lo tanto, tiene muy poco sentido comer cera.

En el caso de que comamos el panal directamente, estaremos comiendo cera, propóleos y miel. Como hemos indicado anteriormente, una vez que hayamos extraído todo el alimento del panal, debemos escupir la cera y propóleo que nos quede en la boca.

 

Fuente:

El medio de comunicación alemán: SWR Ferhseher. Neue Bedrohung für Bienenvölker? http://www.swr.de/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *