Origen del cáncer

causas del cáncer

El cáncer es una enfermedad nueva, provocada por nosotros mismo debido a factores ambientales, como la contaminación y la dieta, según sugieren convincentemente científicos de la Universidad de Manchester. La prevención se logra con hábitos saludables de vida y buena alimentación. Asimismo, aceite de oliva virgen extra nos protege contra el cáncer.

Por lo tant, en este artículo veremos los siguientes puntos:

  1. Primer caso de cáncer
  2. ¿Cuales son las causas del cáncer?
  3. 3. ¿Cómo se cura el cáncer?

Asimismo, en nuestra tienda de Las Rozas de Madrid tiene una gran selección de aceites de oliva de las mejores marcas, como: Castillo de Canena, Oro Bailen… Sobre la prevención e cáncer, puedes leer más en nuestro anterior artículo; Prevenir el cáncer

1.Primer caso de cáncer

Científicos de la Universidad de Manchester han realizado investigaciones sobre los restos mortales y la literatura del Antiguo Egipto y Grecia y de periodos anteriores llevados a cabo en el Centro de Epitología Biomédica en la KNH de Manchester y publicados en la revista “Nature Reviews Cancer”, los cuales incluyen el primer diagnóstico histórico de cáncer en las momias de Egipto.

Este equipo de científicos ha encontrado sólo un único caso de la enfermedad del cáncer en cientos de momias analizadas del Antiguo Egipto. Igualmente, en la literatura de esta época apenas hay evidencias de esta enfermedad. Como consecuencia, estos hecho demuestran que el cáncer era extraordinariamente raro en aquella época. Por otra parte, la tasa de cáncer se elevó rápidamente desde la revolución industrial. Particularmente en la infancia, lo que demuestra que el aumento de casos de cáncer no se debe simplemente al ascenso de la esperanza de vida.

Según la profesora Rosalie David, de la Facultada de ciencias de la Naturaleza de la universidad de Mánchester, en el Reino Unido: En las sociedades industriales, el cáncer es la segunda causa de muerte tan sólo por detrás de las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, en anteriores tiempos, el cáncer era una enfermedad extraordinariamente rara, ya que no existe nada en el medio ambiente natural que pueda causar dicha enfermedad. Esto nos induce a pensar que el cáncer puede ser una enfermedad causada por el mismo hombre, a causa de la contaminación, los cambios de dieta y de estilo de vida.

Además ella añade: La importancia de este estudio, es que nos da una perspectiva histórica sobre las tasas de cáncer en las sociedades. Por lo tanto, una perspectiva muy amplia, pues estamos mirando desde datos que sucedieron hace miles de años, aportándonos una cantidad ingente de material de estudio.

Estos datos incluyen el primer diagnóstico histórico de cáncer en las momias de del Antiguo Egipto realizado por el profesor Michael Zimmerman, un profesor de centro de KNH. Zimmerman diagnosticó un cáncer de recto en una momia sin nombre de una persona “ordinaria” quien vivió en el Antiguo Egipto durante el periodo helenístico.

Según el Profesor Zimmerman: En una sociedad antigua con escasa intervención quirúrgica, la evidencia de cáncer debería permanecer en todos los casos. Sin embargo, la virtual ausencia de tumores malignos en las momias debe ser interpretada como demostración de su rareza. Consecuentemente, esto nos revela los factores que causan el cáncer están limitados a las sociedades industrializadas.

Estudios en animales y humanos

Este equipo ha realizado exhaustivos estudios de restos de humanos, y animales y literatura desde la época de los dinosaurios hasta épocas modernas. Han estudiado restos momificados y la literatura del antiguo Egipto  y la evidencia literaria de la antigua Grecia.

En todos estos estudios se han encontrado muy escasas evidencias de cáncer en fósiles de animales, en primates no humanos y en los primeros homínidos. Asimismo, las muy pocas evidencias que se han encontrado de posibles cánceres, no están del todo claras, como: en un fósil de Edmontosaurus y varios tumores malignos en primates no humanos,. Además, no están dentro de los cánceres más comunes que sufre la sociedad actual.

La literatura científica actual sugiere que la corta vida de nuestros antepasados les evitaba del desarrollo de cáncer, ya que estos morían antes que pudiesen desarrollar dicha enfermedad. Aunque esta evidencia estadística es verdadera. No obstante, los individuos del Antiguo Egipto y Grecia vivieron lo suficiente como para poder desarrollar enfermedades hoy muy comunes, como: la esclerosis, la enfermedad de Paget osea, la osteoporosis, y tumores primarios de huesos que afectan a los jóvenes.

Otra evidencia de la escasez de tumores en restos antiguos, podría ser debido a que los tumores no estarían bien preservados. Según el doctor Zimmerman, quien ha llevado a cabo estudios experimentales en la momificación de cuerpos, demostró que los tejidos tumorales estarían mejor conservados que los tejidos normales.

Cientos de momias de todo el mundo han sido examinadas y no se ha encontrado todavía, excepto dos publicaciones microscópicas sobre la certificación del cáncer. Estudios radiológicos de momias del museo del Cairo y de museos europeos han fracasado al intentar encontrar evidencias de cáncer.

Primeros casos de cáncer

No es, sino hasta el siglo XVII cuando empiezan a surgir las primeras descripciones de operaciones de pecho y de otros cánceres: En 1775 se describe un cáncer escrotal de un paciente que trabaja de deshollinador, en 1761 de cánceres de nariz por parte de personas esnifadoras y en 1832 de la enfermedad de Hodgkin.

Además, según la profesora Rosalie Davis: Los datos del antiguo Egipto ofrecen tanto evidencias de literatura física como literaria, dándonos una oportunidad única para mirar las enfermedades que ellos tuvieron. Asimismo, de los tratamientos que empleaban, pues ellos fueron los padres de la farmacología como algunos tratamientos a día de hoy se siguen empleando.

Los médicos del antiguo Egipto eran muy intuitivos y algunos de sus tratamientos que realizaban a través de la magia, eran remedios terapéuticos indiscutibles. Por ejemplo;

  • utilizaban el apio para tratar el reumatismo de la espalda, a día de hoy se está investigando su uso
  • la cirugía y la venda para curar fracturas eran excelentes, ya que ellos conocían perfectamente su anatomía.

En aquella época no hubo un tabú con la utilización de cuerpos humanos, debido a que estos se momificaban.

La profesora  concluye: La enorme cantidad de datos recopilados del Antiguo Egipto, como otros de los últimos milenios, no están indicando claramente, que el cáncer es una enfermedad provocada por el hombre. Por esta razón, la podemos y deberíamos dirigir.

2. ¿Cuales son las causas del cáncer?

El cáncer se debe mayoritariamente por causas exteriores y están fuertemente influenciado por nuestros hábitos de vida, la obesidad, la contaminación y la alimentación.

3. ¿Cómo se cura el cáncer?

 

Fuente:

Universidad de Mánchester: http://www.manchester.ac.uk/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *