¿Cuánto duele la picadura de una abeja?

Escala de schmidt del dolor de las picaduras de insectos

Lo normal es que nunca te haya picado una abeja, por lo que no sepas si la picadura de abeja duele mucho o poco. Lógicamente, los que si reciben picaduras de abejas son los apicultores, fundamentalmente cuando retiran los panales de miel de la colmena.

Índice del artículo:

  1. El dolor de la picadura de abeja con respecto a otras picaduras
  2. La escala de Schmidt para medir el dolor de una picadura de un insecto.
  3. La escala de Schmidt para medir el dolor de una picaduras de insectos
  4. Otras escalas para medir el dolor de picaduras en diferentes partes del cuerpo.

Resumen: La investigación sobre el dolor de las picaduras es algo muy interesante que lo han realizado algunos investigadores.

Otros artículos de interés: Las 5 mejores mieles de España.

1. El dolor de la picadura de abeja con respecto a otras picaduras

Es difícil comparar y decir si duele mucho o poco la picadura de una abeja, pues va a depender mucho de la persona. Si estas picaduras de las abejas las comparamos con picaduras de otros insectos, podemos hacer una escala del dolor que produce cada tipo de picadura.

Sobre este tema, fue el entomólogo americano Justin Orvel Schmidt quien hizo una gran investigación sobre este tema y es considerado por muchos como la mayor autoridad sobre las picaduras de insectos.

2. La escala de Schmidt para medir el dolor de una picadura de un insecto.

En 1983 Schimdt empezó en el Centro de Investigación de Carl Hayden de Arizona, en Estados Unidos a investigar las picaduras de insectos para crear un escala sobre el grado de dolor que produce cada una de ellas. Esta investigación la realizó con su propio cuerpo, siendo prueba de ensayo con bastantes picaduras de himenópteros.

Podemos inmaginar que este si que es un trabajo duro y que sufrió para conseguir resultados.

Schmidt, tras una entrevista realizada por la revista «Discover», afirmó que los venenos de los insectos actúan muy bien dentro de nuestro cuerpo. Estos son capaces de atacar la membrana de nuestras células, manipulan nuestras neuronas, alteran el funcionamiento de nuestros sistemas de defensa, modifican la función cardíaca, y hasta pueden modificar nuestro sistema nervioso y por ende la conducta del individuo.

Esta sofisticación de los venenos, hace que exista mucha investigación por parte de las empresas farmacéuticas y que en sus composición cada vez tengas mayor número de medicinas con estos compuestos.

3. La escala de Schmidt para medir el dolor de una picadura de abeja en otras diferentes partes del cuerpo.

La escala de Schmidt categoriza en cuatro nivel el dolor que producen las picaduras de insectos. Los cuatro niveles son los siguientes:

  1. Nivel 0: Son picaduras de insectos que sus aguijones no atraviesan la piel.
  2. Nivel 1: Aquí estarían las picaduras de las llamadas abejas del sudor, que se ven atraídas por nuestro sudor rico en sales minerales.
  3. Nivel 2: En este nivel entrarían las picaduras de algunas abejas y de algunas avispas comunes.
  4. Nivel 3: En este nivel entraría la picadura de la hormiga cosechadora, cuya picadura es de mayor intensidad y más duradera en nuestro cuerpo.
  5. Nivel 4. Aquí estarían las de mayor dolor, que son provocadas por algunas picaduras de las avispas del género Synoeca, avispas caza-tarántulas y la hormiga Paraponera clavata. Esta última hormiga es la picadura que produce mayor dolor, y que produce dolor incluso después de 5 horas tras la picadura.

Además, en su libro «Hymenoptera Venoms: Striving Toward the Ultimate Defense Against Vertebrates», Schmidt tiene clasificado más de 78 picaduras de 78 especies y explica con gran precisión los efectos que tienen algunas picaduras sobre nuestro cuerpo.

Justin O. Schmidt fue ganó en el 2015 el premio Ig Nobel de Fisiología y Entomología por la creación de esta escala del dolor de las picaduras e insectos . Los premios Ig Nobel se otorgan por una revista americana de humor científico AIR. Estos premios tiene una cómica que ye hace pensar.

4. Otras escalas para medir el dolor de picaduras en diferentes partes del cuerpo.

En esta nueva investigación, Schmidt se dejó picar varias veces en más de 25 partes del cuerpo, con el fin de conocer en que zonas el dolor a una picadura era mayor o menor.

Las zonas más dolorosas eran:

  • El cráneo
  • La punta del dedo medio del pie
  • el brazo

Las zonas más dolorosas de mayor a menor:

  • Fosa nasal
  • Labio superior
  • Pene

En este estudio, Schmith utilizó abejas guardianas, las cuales las cogía con una pinza y las dejaba que le picasen durante un minuto, para después retirar el aguijón. Esta investigación duró 38 días, y cada día recibía 5 picaduras. De esta manera pudo conseguir datos más veraces.

A parte de Schmidt, otros investigadores han intentado analizar el nivel de dolor que producen las picaduras, con aparatos como los dolímetros. se han llevado otros muchos métodos, con más o menos éxito, pero todavía no tenemos un método que valore de una manera eficiente el grado de dolor.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *