La miel engorda: mito o realidad

La miel cruda  es un producto completamente natural que proviene de las flores de las plantas o de la sabia de los árboles que está consutuido en su mayoría por azúcares. Las nuevas dietas y nutricionistas están echando la culpa al azúcar por la obesidad, y por lo tanto, la miel está también en el punto de mira como uno de los culpables de esos kilos de más que podemos coger. Por tanto, nos podemos hacer las siguientes preguntas. ¿Es conveniente tomar miel? ¿La miel engorda? ¿Es un mito?

El avance de la ciencia ha puesto en tela de juicio las dietas que cuentas las calorías. No por consumir menos calorías vas a adelgazar. Son las conclusiones a las que se están llegando ahora los nutricionistas. Es más importante para perder peso, ingerir una dieta equilibrada y rica en nutrientes que una dieta hipocalorífica.

Aquí la miel pura gana por goleada en comparación con otros edulcorantes como el azúcar, pues la miel, la miel es un edulcorante que aporta dulzor, energía y es rica en nutrientes como vitaminas, enzimas y minerales. Al mismo tiempo, que os aporta una gran cantidad de componentes beneficiosos según proceda la fuente de alimento de la abeja; azahar, brezo, lavanda, eucalipto, romero, manuka, tomillo, acacia, roble y muchas más. También te puede interesar Donde comprar miel cruda

¿La miel engorda si la tomamos antes de irnos a la cama?

Las calorías que consumimos antes de ir a la cama, sobre todo si cenamos tarde van directamente a quedarse como depósitos de grasas en nuestro cuerpo, es decir, son las que nos ponen con kilos de más. Es importante no cenar mucho y que la cena se ingiera unas dos horas antes de irse a dormir.

La miel es un alimento calorífico, y lógicamente nos va a hacer engordar. Si no comemos, no engordaremos, pero necesitamos tomar calorías. Las calorías no sólo debemos ingerirlas de la miel, también las conseguimos de otros alimentos, por lo que el engorde va a depender de la dieta total que digerimos. La diferencia de la miel con el azúcar, es que con la miel ingerimos nutrientes y estos nos va a dar sensacción de saciedad, y esta sensacción logra que dejemos de ingerir más alimento, y por lo tanto nos ayuda a adelgazar

Si nos atiborramos de miel, claro que vamos a engordar un montón, como cualquier alimento. Si nos tomamos una cucharadita para endulzar algún zumo o pequeño postre, no vamos a sumar apenas calorías. Por lo tanto, si la miel engorda, va a depender más de cuanta tomemos.

Si la pregunta es que engorda menos la miel, o el azúcar, claramente, la miel engorda menos.

Truco con la miel

Para adelgazar, yo suelo prepararme una infusión endulzada con miel. Normalmente uso la miel de romero, pues esta posee propiedades relajantes y actúa como somnífero. Esta infusión me ayuda a relajarme y reducir la ansiedad que tengo al llegar a casa. En mi caso, la miel no engorda, todo lo contrario, me ayuda a adelgazar.

Miel o azúcar en la dieta

Todo producto alimenticio que digiera el cuerpo humano nos van aportar calorías y nos van a engordar. El cuerpo necesita calorías, que es lo que nos aporta energía, pero tamibién necesitamos nutrientes para un buen funcionamiento de nuestro organismo, y eso es lo que diferencia la miel del resto de los edulcorantes. El azúcar aporta sólo colorías, y en el caso del azúcar moreno es casi lo mismo, pues los nutrientes que nos aporta este son mínimos. En el caso de la miel, esta además de aportarnos calorías contiene gran cantidad de nutrientes, vitaminas y antioxidantes.

Exactamente la miel tiene 304 calorías por cada 100 g, en comparación con el azúcar que tiene 387, la miel es menos calorífica. Al mismo tiempo la miel es alrededor de 1.5 veces más edulcorante que el azúcar, por lo que si queremos endulzar algún producto, la miel lo edulcorará  con menor cantidad. Por lo tanto, al tener que usar menor cantidad de producto y tener menor cantidad de calorías, nos ayudará a bajar de peso.

La miel está formada por diferentes azúcares; mayoritariamente por fructosa y glucosa y en menor medida sacarosa maltosa y otros azúcares, minerales;calcio, cobra magnesio, hierro, manganeso y cinc; vitaminas del complejo B, C, D Y E; encimas procedentes del estomago de las abejas y otros compuestos orgánicos: ácido acético, ácido cítrico, etc.

También se culpa a la miel de la mayoría de los males de la salud que padecemos (problemas cardiovasculares, degenerativos y de obesidad) a los hidratos de carbono y especialmente a los azúcares. El azúcar es un alimento que está refinado que sólo aporta calorías y ningún tipo de nutriente. Incluso el azúcar moreno, el cual posee algo más de nutrientes, pero en cantidad infima. Por lo tanto, el azúcar moreno como el blanco serían casi iguales desde el punto de vista nutricional.

Basar la dieta sólo en calorías provoca desequilibrios en nuestra salud, conduciendo finalmente al desarrollo de una enfermedad. Desde el punto de vista de nuestro peso ideal, si consumimos gran cantidad de calorías sin ningún nutriente, el cuerpo nos va a estar pidiendo que ingiramos más comida hasta satisfacer el nivel de nutrientes a pesar de llenar nuestro estómago. Vamos a comer muchos más de lo que consumimos, como consecuencia, nuestro cuerpo va aumentar de peso.

Una alimentación equilibrada y rica en nutrientes va a satisfacer nuestras necesidades vitales con ingestas adecuadas. Esto junto a un control del estrés y hacer ejercicio, conseguiremos mantener o llegar a nuestro peso ideal.

fórmula de la sacarina

Foto 1: Formula de la sacarina

Miel o sacarina

La sacarina es un compuesto que se obtiene a partir del tolueno y otros productos precedentes del petróleo.

Con esta definición de la sacarina queda claro de la supremacía desde el punto de vista natural, de salud y nutricional de la miel. La miel un producto completamente natural sin manipulación contra la sacarina, un producto sacado del petróleo. Llamamos producto, pues a esto no se le puede llamar alimento. La sacarina por tanto no va a engordar, pero no nos va a aportar nada a nuestra salud.

Conclusión

Está claro que como producto calorífico, la miel engorda, pero esto va a depender de la cantidad que tomemos y siempre va a ser mucho menjor que el azúcar.

 

Fuente:

El periódico el País sobre la sacarina

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *