La miel de abeja melipona se extingue

Abeja melipona

La abeja melipona, que produce al igual que la melífera miel cruda, es la abeja autóctona de América. La abeja melipona, de la misma manera que sus abejas hermanas están sufriendo grandes estragos en su supervivencia.

Siga nuestro blo del Cortijuelo de San Benito para estár informado sobre la apicultura, la miel y las abejas. En nuestra tienda de Las Rozas de Madrid y en nuestra tienda online encontrará también la mayor variedad de mieles crudas de España y Europa: miel de brezomiel de eucalipto, tomillo, lavanda, romero, manuka, acacia…

También te puede interesar nuestro artículo miel cruda sin pasteurizar

La abeja melipona o abeja sin aguijón

En la ciudad del Saber, un pueblo localizado en Panamá, Centroamérica, se encuentran numerosas colmenas de abejas meliponas o abejas sin aguijón, exactamente en patios del exterior del Instituto de Investigaciones Clínicas y Servicios de Alta Tecnología (Indicasat) de Panamá.

Algunas de estas colonias de abejas se han acomodado dentro de los troncos huecos de árboles, otras han sido trasladadas por apicultores en el interior de cajas de madera diseñadas especialmente para ellas, dentro de colmenas.

Estas abejas meliponas son las abejas nativas de Panamá, al igual que las abejas melíferas europeas, también producen miel de gran calidad.

Antes de llegar los españoles a estas tierras y trajeran la abeja melífera europea, los nativos de Panamá recolectaban también miel para su consumo personal de la abeja melipona, una abeja silvestre, inofensiva y sin aguijón.

Con la introducción de la abeja melífera europea y otros cultivos como: la caña de azúcar, se ha ido modificando el entrono natural de Panamá. Al mismo tiempo se fue perdiendo la sabiduría tradicional, como los conocimientos que se tenían sobre la abeja sin agujón, la abeja meliponas.

Abundancia de miel:

En Panamá, la abeja melífera europea es una especie domesticada capaz de elaborar miel en cantidades suficientes para su exploración comercial. La producción nacional en Panamá de miel procedente de la abeja melífera europea entre 1977 y 1981 llegó a superar los 750 000 litros de miel, como indicó Hermógenes Fernández, Investigador Indicasat para el periódico ” La Estrella de Panamá”.

Sin embargo este patrón se modificó a principios de los años ochenta con la llegada de la abeja africana proveniente de Brasil, una especie de abeja muy productiva pero de enorme agresividad, autóctona de África. La abeja africana se trajo años atrás a Brasil,  con el fin de estudiarla y aumentar la producción de miel en América, pero en un descuido en el laboratorio, se escapó y logró instalarse sin dificultad en Suramérica, Centroamérica y el sur de Norteamérica.

La llegada de la abeja africana produjo devastadores perjuicios a la abeja europea y melipona, reduciendo muy considerablemente la producción de miel en Panamá. La producción se redujo de los 750 000 litros a los 70 000 litros de 1986. Posteriormente, se logró mejorar tenuamente la situación de las abejas europeas.

La producción de este año ha sido de más de 150 mil litros de miel, es decir, desde 1991 se ha pedido aproximadamente un 80 % de la producción anual de miel en Panamá, según indica Fernández.

Independientemente de la situación de las abejas melíferas europeas en Panamá, las abejas autóctonas meliponas se están extinguiendo en la actualidad sin el eco internacional que tienen otras especies.

Hace unas décadas, la recolección de “miel de palo” así llamada la miel producida por las abejas meliponas, era una costumbre ancestral en las zonas rurales de de Centro América. Esta miel es recolectada en cantidades pequeñas, extrayéndola de sus colmenas que son construidas en los huecos de los troncos de los árboles de mayor envergadura.

La miel de las abejas meliponas, es una miel más escasa, compuesta por mayor variedad de flores, con un color y cuerpo más ligero. Su sabor es mucho más rico que la miel de abejas melíferas, según los lugareños de Panamá que la consumen.

abeja melipona sobre una mano

Foto 1: Abeja melipona posa sobre una mano

Abejas en peligro

Las abejas meliponas se encuentran amenazadas por los siguientes factores: deforestación, el aumento ocupado por las ciudades, campos agrícolas y la ganadería, dejándolas cada vez menos espacios naturales para su desarrollo natural; y segundo, por la llegada de la abeja africana.

Según Carlos DiTrani, especialista en apicultura del Indicasat: Las abejas africanas salen antes para el pecoreo y vuelven más tarde que las meliponas, acabando con los recursos de néctar de las flores y desplazando a las otras.

Otro  doctor especializado en apicultura y miel, el Doctor Roubik, añade también que las abejas meliponas son más comunes dentro de los bosques tropicales que fuera de ellos. En el caso de las abejas africanas, estas les cuestan menos manejarse fuera de los bosques que en el interior de ellos. Es decir, el espacio natural de la melipona es el bosque, y cuanto más se destruya, más facilidades se da a la abeja africana para colonizar el territorio.

Los jóvenes abandonan el sector de la miel

Cada vez es más complicado encontrar las colmenas libres en la naturaleza y al mismo tiempo, cada vez existe menor interés por recolectar su miel, especialmente en las nuevas generaciones, que cada vez valoran menos los productos naturales y la naturaleza.

Po otra parte, si se potencia la reintroducción de la abeja melipona, se ayudaría a desarrollar el territorio rural, reforzando las especies nativas, fomentandor la polinización de flores silvestres y asegurando mantener un conocimiento ancestral adquirido desde hace siglos.

 

Fuente:

El periódico la Estrella de Panamá: http://laestrella.com.pa

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *