La apicultura ecológica

apicultura ecológica en China

Investigadores llevan años avisando de los enormes daños que estamos provocando a nuestro planeta. Daños enormes que hacemos a nuestro planeta con los incendios, insecticidas, reducción de espacios naturales y un sin fin más de hechos. Como consecuencia de estos hecho, una conciencia mundial se ha levantado, y ha surgido la agricultura y apicultura ecológica. Queremos productos ecológicos, que respeten el medio ambiente y la naturaleza, y aquí está englobado la apicultura.

Por lo tanto, en este artículo veremos los siguientes puntos:

  1. Tratamientos de apicultura ecológica
  2. Control más personal de las abejas en China
  3. Manual de apicultura ecológica
  4. Curso de apicultura gratis

Asimismo, en nuestra tienda de Las Rozas de Madrid encontrará una gran selección de productos ecológicos, como: aceite de oliva, aceitunas, miel y cosmética. Finalmente, si deseas aprender más sobre la la producción ecológica, te recomendamos leer: La agricultura ecológica

1. Tratamientos de apicultura ecológica

Todas las colmenas de las abejas deben ser tratadas pues existen diversas enfermedades, muchas de ellas transmitidas por el ácaro de la varroa. Si no son tratadas tanto por medios convencionales o ecológicos, acaban muriéndose.

Todas las colmenas de abejas no son lo mismo, algunas tienen mayor sentido de limpieza, y realizan entre ellas mayores labores de limpieza dentro de la colmena y entre ellas. Otras son más conformistas, y no realizan las tareas de limpieza como debería y son más propensas a coger enfermedades.

No obstante, todas las colmenas deben ser tratadas contra la varroa. Entre los tratamientos ecológicos para varroa, el más común es:

  • Tratamiento con timol:

5-metil-2-(-1-metiletil) fenol, es un antioxidante que se encuentran en muchas plantas como el tomillo, albahaca, ajedrea, melisa… y que está permitido en la apicultura ecológica.

Este compuesto ahuyenta a la varroa, pero su eficacia no es completa.

  • Arpa o rascador:

La varroa es un ácaro que se ha adaptado muy bien a la fisiología de la abeja, y se adhiere al tórax de esta, una zona de muy difícil acceso para la abeja. Este arpa lo usaría la abeja para arrascarse y quitarse la varroa. La varroa caería a una superficie pegajosa  y acaricida, donde terminaría muriendo.

Este método es muy barato y no emplearía ningún producto químico. no obstante, debe ser todavía optimizado.

  • Sauna de las abejas:

La sauna de  consiste en someter a la fundamentalmente a la cámara de cría a unos 40ºC, temperatura en la que las abejas sobreviven sin problema pero no la varroa. Teóricamente este método sería muy efectivo, pero en la realidad no lo es. La varroa puede estar metida en las celdillas de las abejas, y sobrevivir a estas temperaturas.

Otros métodos: En la actualidad se están buscando otros productos naturales que pudiesen acabar contra la varroa, pero todos ellos están dando una eficiencia muy baja.

Con la selección que han ido haciendo los apicultores de colmenas tan grandes, han convertido a las abejas en un insecto que no puede visir por si mismo. Según un estudio realizado por el gobierno chino, sus colmenas más pequeñas y cuidadas tienen mayores tasas de supervivencia.

Sauna de las abejas

Foto 1: Sauna de las abejas

2. Control más personal de las abejas en China

Los apicultores de China están sufriendo mortalidades menores de abejas cada invierno que sus colegas del Oeste, Estados Unidos y Europa. Según una nueva investigación publicada en la revista apícola “Journal of Apicultural Research”.

Desde la última década, los científicos han enfocado sus esfuerzos en descubrir los orígenes del colapso de las abejas. Especialmente  en las colmenas de Europa y de Estados Unidos.

Sin embargo, la mayor población de abejas no se encuentra en ambos continentes, sino en el continente asiático. Asimismo, si enfocamos por países, es China. la máxima productora de miel. Aquí es donde sus apicultores están al cargo de  más de 6 millones de colmenas.

Los investigadores del Instituto de Investigación Apícola de la Academia China de Ciencias Agrícolas (Institute of Apicultural Resarch at the Chinese Academy of Agricultural Sciences) a principios del año 2010. Ellos enviaron  a sus apicultores de China cuestionarios con el fin de conocer mejor la situación de sus colmenas. Ente 2010 y 2013, se recolectaron 3 090 respuestas, la primera investigación de este tipo que se ha realizado en China.

Los datos de esta investigación sugieren que los apicultores de China están sufriendo pérdidas en sus colonias de abejas mucho menores que sus colegas en Estados Unidos y Europa. Aunque, las tasas variaron dependiendo de cada año, la localización y la cantidad de colmenas que tenía el apicultor. La media de pérdidas fue solo un poco superior del 10 %.

  • Menores pérdidas

Si estos datos los comparamos con las explotaciones apícolas de Estados Unidos y Europa. Aquí los apicultores en el año 2015 tuvieron pérdidas de alrededor del 50%, las diferencias son enormes.

Los científicos sugieren que esta menor mortalidad de las colmenas en China podría explicarse por una mayor diversidad genética entre las especies de abeja de allí. Además, los apicultores de China manejan menor cantidad de colmenas, permitiendo un mejor y más esmerado cuidado de ellas. De esta manera, consiguen protegerlas más efectivamente contra el parásito de la varroa.

Según Norman Carreck, director de la asociación Internacional de Investigación de Abejas (International Bee Research Association): “Por primera vez sabemos que la mortalidad de abejas en China, el país con mayor producción de miel del mundo, es menor que en el resto de los países de ocidente”

3. Manual de apicultura ecológica

En internet y en diferentes páginas gubernamentales podemos encontrar información muy útil para el manejo de la apicultura ecológica.

4. Curso de apicultura gratis

Como hemos indicado, mucha de la información en internet es gratuita para el manejo de las colmenas por métodos ecológicos.

 

Fuente:

UPI, United Press International: http://www.upi.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *