El aceite es caro o barato. Analicemos el precio

Mucha gente se queja del precio del aceite de oliva virgen extra. Lo comparan con el precio de otros aceites y les parece caro. Pero antes de hacerse estas preguntas tan sencillas, de comprar virgen extra por su precio, deberían estar personas pensar un poco más sus decisiones.

Si para ti lo más importante es ahorrar en por donde sea, y te da igual que comer y que todo es comida, te recomiendo que no sigas leyendo. Si por el contrario, te importa tu salud y crees que el ahorro no está en el precio, este artículo te va a interesar.

Un buen aceite de oliva virgen extra es salud y una cultura que nosotros la desarrollamos en nuestra tienda de Las Rozas de Madrid y tienda online, donde podrás comprar los mejores aceites de oliva de España: aceite de oliva de Baena, Jaén, Sierra Magina, Sierra de Cazorla, aceite Priego de Córdoba, Toledo y las mejores marcas: Oro Bailen, Segorbe Nostrum, Casas Hualdo, Oro del Desierto, etc

Te recomendamos que leas también Beneficios del aceite de oliva

El precio del aceite de oliva ha subido

El precio del aceite de oliva virgen extra es de los más caros. Si lo compramos con otros aceites como el de girasol, puede duplicar, triplicar o cuadruplicar según el año. Tengamos en cuenta que dependiendo de muchos factores, el precio del aceite de oliva va variando. Normalmente ha variado entre los tres y cuatro años. En estos últimos años, el precio del aceite de oliva se ha puesto a precios históricamente altos. otros años ha llegado a precios que se acercaban a otros aceites como el del girasol

Por lo tanto, si comparamos el precio de un litro del aceite de oliva virgen extra con un litro de otro tipo de aceite, el aceite de oliva es el más caro de todos. Si lo vemos desde el punto de vista de la salud, el aceite de oliva es el más barato de todos.

precio del aceite 2010

Foto: tendencias del precio del aceite en 2010

Campaña de aceite de oliva 2016-17

Las últimas campañas de aceite de oliva de todos los países productores han ido a la baja. Este ha sido uno de los factores determinates de la subida del precio, a menor oferta del producto el precio ha subido. España tuvo en la campaña de 2016-17 una producción de 1.282.000 toneladas de aceite de oliva, un 9 % menos que la media de las últimas seis campañas. Otros países productores como Italia redujeron un 60 % su cosecha, Italia ya lleva bastantes años que no levanta cabeza con la producción de aceite de oliva. Grecia vio reducida su cosecha un 44 % y Túnez un 29 %. En conjunto de todos los países productores, el descenso en esta última campaña fue del 20 %.

La bajada de producción de aceite de oliva se debe a factores externos de la mano del hombre. Condiciones climatológicas más escasas de lluvias, precipitaciones que no han caído en el momento adecuado, heladas y la misma vecería del olivo (un año produce mucho y el otro no).

Otro de los factores determinantes ha sido el aumento del consumo mundial. Con una mayor preocupación por la salud y por las nuevas tendencia de cuidarse, el consumo del aceite de oliva lleva años en crecimiento. Con la bajada de la oferta anteriormente dicha y el aumento de su consumo, el precio del aceite ha llegado hasta multiplicarse por tres.

Como último factor y determinante, la  especulación. Los grandes envasadores retienen grandes volúmenes de aceite de oliva y los van soltando en el momento conveniente para manejar sus objetivos especulativos.

antiguo empiedro para molturar las aceitunas

Foto 1: Empiedro de aceitunas del museo de Baena

Comparemos el precio del aceite de oliva con otros productos

Comparemos el aceite de oliva virgen extra con otro productos y servicios de la vida cotidiana. por ejemplo, con el café que muchos de nosotros tomamos en el bar de al lado de la oficina por la mañana, o en la pausa de media mañana. Este suele rondar el 1.30 euros. Además, si acompañamos el café con alguna tostada o boll, este puede subir hasta los 3 euros. Poniendo que lo tomamos todos los días y poniendo de media que el mes tiene treinta días, sólo el café nos saldría unos 40 euros al mes, si se le ha acompañado con la tostada, la suma llegaría hasta los 90 euros. Otro ejemplo, sería la cerveza para después del trabajo, que la podríamos encontrar por unos dos euros. Si esta la tomamos todos los días, el gasto total podría subir hasta los 60 euros.

Si una familia numerosa de media consume una garrafa que a precios actuales está alrededor de los 23 euros. El aceite de oliva es bastante barato con respecto a otros productos de la vida cotidiana.

Comparemos ahora el precio en base a las calorías del aceite. 100 gramos de aceite de oliva te aportan casi 900 calorías, y por comparar con los hidratos de carbono, 100 g de hidratos de carbono, son unas 400 calorías. Por lo tanto, unos 200 gramos de hidratos de carbono equivalen a 100 gramos de aceite, es decir, el aceite te aporta el doble de calorías. Si un kilogramo de pasta suele costar alrededor de 2,5 euros, y el kilo del precio del aceite está alrededor de los 3 ó 4 euros, el aceite costaría por tanto alrededor de un 20 ó 30 por ciento más barato que la pasta.

Por lo tanto, si vemos desde este punto de vista el aceite de oliva virgen extra, este es muy barato

Beneficios del aceite de oliva virgen extra

Dejemos la parte monetaria y fijémonos en la parte saludable y todos los beneficios que nos aporta un buen aceite de oliva virgen extra. El aceite de oliva como grasa es fundamental para un buen funcionamiento de nuestro organismo, debemos incluirla obligatoriamente en nuestra dieta, sino como vamos adquirir las vitaminas liposolubles.

El aceite de oliva virgen extra no es sólo una grasa, el virgen extra contiene antioxidantes, vitaminas y otros compuestos naturales que a todos ellos se les engloba como componentes menores que aportan una infinidad de beneficios para nuestra salud. Los beneficios del aceite de oliva son muy diversos; nos protege contra enfermedades cardiovasculares, reduce el LDL, el llamado colesterol malo y sube el HDL, el llamado bueno, tiene propiedades antiinflamatorias, nos ayuda a perder peso, retrasa la degeneración cerebral, nos previene de numerosos cánceres, y un etc muy largo. Además, con el avance de su conocimiento, los investigadores van descubriendo nuevas propiedades beneficiosas para la salud. El aceite de oliva virgen extra es un verdadero alimento funcional que no puede ser sustituido por otro aceite o grasa.

El aceite de oliva virgen extra es un producto de enorme calidad, un emblema de nuestra dieta española y mediterránea y un alimento que ha sido declarado por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El aceite de oliva es versátil

Versatilidad, es una palabra que tendría que acompañar al aceite de oliva virgen extra. El aceite de tiene una infinidad de usos. Uno de sus usos más comunes fuera de la cocina es para elaborar una multitud de productos de cosmética: cremas anti-edad, regeneradoras, champús, jabones, cremas de manos, etc.

El aceite de oliva y la cadena económica

Defender la cultura del aceite de oliva, es defender la economía y desarrollo de nuestro país, es fijar la población en las zonas rurales y su desarrollo. Cuantos empleos, empresas y pueblos dependen del aceite de oliva.

Al final el aceite de oliva arrastra una cadena económica que favorece el desarrollo de nuestro país. Pueblos sin empleo y sin posibilidades de futuro se van despoblando hasta llegar al abandono. Pueblos incluso con un gran patrimonio histórico, que pueden quedar derruidos por la acción del tiempo y la falta de mantenimiento.

La cultura del aceite de oliva

Disfrutar de las diferentes variedades de aceite de oliva virgen extra, la arbequina, picual, cornicabra, empeltre… o procedentes de diferentes puntos de España; Baena, Bajo Aragón, Jaén, Priego de Córdoba, Sierra de Cazorla, Sierra Magina, cada una con su aroma y su gusto. Maridar cada plato con un aceite de oliva, esto sólo se puede lograr con un verdadero aceite de oliva virgen extra.

Por lo tanto, podemos asegurar contundencia que el aceite de oliva virgen extra aunque haya subido en estos últimos años, sigue siendo un producto barato y es el desconocimiento lo que nos hace pensar que es caro y que no merece pagarlo. Jamás deberíamos pasarnos a otro aceite o grasa.

 

Fuente:

Revista científica Olive Oil Times: www.oliveoiltimes.com

1 comentario
  1. Manolo
    Manolo Dice:

    Yo las ofertas de aceite de oliva no las compro nuca. Ahora estoy más seguro de lo que hago. Como todas las ofertas de las grandes superficies, siempre hay algo encerrado.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *