La erosión del suelo en Jaén

La erosión es uno de los mayores problemas mundiales medioambientales en el mundo, sobre todo en los terrenos con pendientes es la erosión, y los olivares de Jaén no son ajenos a este proceso destructivo. El laboreo  ha estado acelerando todo este problema medioambiental y es en estos último años que los agricultores y organismos gubernamentales están empezando a tomárselo más en serio.

El Cortijuelo de San Benito, surgió como idea principal, defender los productos y la tierra de Jaén, la mayor productora de aceite de oliva virgen extra del mundo, y con denominaciones de Origen tan prestigiosas como aceite Sierra Maginaaceite Sierra de Cazorla y Sierrra Segura. De estas tierras surgen los grandes aceites de Castillo de Canena y Oro Bailén.

Si deseas aprender sobre otros problemas medioambientales, te recomiendo que leas el artículo: Leña de olivo

La erosión

La erosión es un proceso físico y químico de desgaste del suelo, provocado fundamentalmente por el agua y el aire, el cual reduce el espesor de la tierra superficial, las más fértil y aflora la roca madre, arenosa y poco fértil.  Esta destrucción del suelo puede tardar hasta dos mil años en recuperarse, convirtiéndolo en poco fértil o muy difícil para cualquier cultivo.

El problema del agua de lluvia, más si cae mucha en poco tiempo, es que si esta no penetra en el interior de suelo, se escurre y desliza por la superficie del suelo (agua de escorrentía) cogiendo fuerza en los terrenos con pendiente, arrastrando partículas de suelo y llevándoselo a partes más bajas.

El problema de la erosión es más grave en terrenos con pendientes y en cultivos con poca cubierta vegetal, como en los olivares de Jaén. Estás pérdidas de suelo pueden ser muy importantes, provocando que los olivos se descuelguen y metros de tierra desaparezcan.

Tipos de erosión

1.- Erosión hídrica

– Erosión marina. La erosión marina es la erosión provocada por el mar sobre el litoral, debido a las corrientes marinas y partículas que arrastra el agua del mar. Como resultado crea acantilados y playas.

– Erosión fluvial: La erosión fluvial provoca el desplazamiento de tierra y rocas de zonas más altas a mas bajas arrastradas por la acción del agua superficial; ríos y agua de escorrentía.

Esta erosión es la más común en España y acrecentada por la agricultura y especialmente por el laboreo, pues el laboreo remueve la tierra, la deja sin cohesión y con un poco de agua, es desplazada hacia abajo con gran facilidad.

– Erosión glaciar: este tipo de erosión solamente se dan donde existen masas glaciales, las cuales se van desplazando hacia abajo por la gravedad y desplazan cualquier cosa que se encuentren por su camino.

– Erosión por cambios de fase: El agua se puede meter entre las rendijas de las piedras y cuando llega el frio y el agua pasa a su estado sólido, el agua consigue por su expansión de volumen romper las rocas. Esta erosión es típica de las montañas.

2.- Erosión eólica. 

La erosión eólica es debida al viento que arrastra partículas de arena y desgasta las rocas que se encuentran en la superficie de la tierra. Dicha erosión es más patente en zonas desértica, dando a las rozas formas muy peculiares

3.- Erosión gravitacional: Consiste en el movimiento de las rocas, tierra y otras partículas por la acción de la gravedad, de zonas más altas a más bajas.

Ejemplos de erosión hídrica

Nuestras tierras de olivar de Jaén sufren este problema medioambiental. Con el fin de reducir los daños que se producen con el agua de escorrentía, los agricultores están buscando diferentes opciones para reducir esta erosión que puede acabar con sus cultivos por miles de años.

Una de las alternativas que ofrece la ciencia agronómica es la construcción de gaviones. Los gaviones son muros de piedra revestidos con una malla de alambre, dichos muros dejan pasar el agua pero retienen la tierra.

Con los gaviones se consigue crear pequeñas terrazas, lo cual, consigue frenar el agua de escorrentía. Con la reducción del agua de escorrentía, el agua pierde energía, va depositando sus partículas en suspensión, no arrastra otras y de tiempo para que se infiltre en capas más profundas del suelo.

Lo ideal es que todo el agua que caiga del cielo acabe retenida en el suelo, para poco sirve que el agua de una precipitación acabe en su mayoría en un rio.

A continuación mostramos fotos de los efectos del agua de escorrentía en algunos campos nuestros de olivos de Jaén.

Foto 1: Muro de gaviones ya colocado y terminado

Foto 2: Donde se ve como se monta un gavión

Foto 3: El tractor acerca las piedras para rellenar el gavión

El control de la erosión es algo costoso y laborioso. En la actualidad existen muchos métodos para evitar y reducir la erosión, que también nosotros estamos empleando, pero son en zonas más problemáticas y muy dañadas donde vemos el gavión la mejor opción.

Nosotros recomendamos a todos los agricultores que tomen este problema muy seriamente, pues la recuperación y formación de suelo nuevo es algo extremadamente lento.

Fuente:

Organización de Manos Unidas para la alimentación y la agricultura www.fao.org/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *