Son buenas las grasas

son buenas las grasas

Comer tanto como uno quiera, si se sigue la dieta mediterránea, no te hará ganar peso e incluso sería mejor que muchas dietas restrictivas, según sugieren nuevas investigaciones que está poniendo en enfoque si son buenas las grasas y que efectos tienen en nuestro organismo.

Descubre más sobre las dietas saludables, el aceite de oliva, en el siguiente artículo: Una dieta equilibrada, la mejor opción

¿Son buenas la comida ricas en grasas?

Muchas dietas populares podrían estar equivocada íntegramente, pues estas aconsejan disminuir el consumo de grasas, sin distinguir entre grasas saludables y grasas no saludables. Según un estudio español publicado en la revista “The Lancet Diabetes & Endocrinología” afirmó que la dieta mediterránea con su aporte lipídico con aceite de oliva virgen extra podría ser más efectiva para la pérdida de peso que una restrictiva en consumo de grasas.

La investigación se centro el seguimiento de 7447 hombres y mujeres de distintas regiones de España entre 2003 y 2010. Todos ellos padecían diabetes de tipo 2 y tenían un alto riesgo de surfrir enfermedades cardiovasculares y el 90% de estos tenían sobrepeso u obesidad.

Todos estos participantes se dividieron en tres grupos; un grupo siguió una dieta restrictiva en todo tipo de grasas, otra siguió la dieta mediterránea suplementada con cinco cucharadas de aceite de oliva virgen y el tercer grupo, siguió la dieta mediterránea con frutos secos (avellanas, nueces y almendras).

Los resultados de este estudio mostraron que las son buenas las grasas, pues el grupo que siguió la dieta con aceite de oliva virgen fue el grupo con mayor pérdida de peso (0.88 Kg). Mientras que el resto de los grupos perdieron algo de peso, pero menos, el grupo restrictivo en grasa (0.60 Kg) y el grupo con la dieta mediterránea con frutos secos (0.40 Kg).

A pesar que la dieta restrictiva en grasas hizo perder más peso que la dieta mediterránea con frutos secos, la dieta restrictiva en grasas fue menos efectiva  en lograr que este grupo fuese más delgado, pues el perímetro abdominal aumento en 1.2 cm de media en el grupo que siguió la dieta restrictiva en grasas, comparado con 0.85 cm del grupo de la dieta mediterránea y el aceite de oliva virgen extra y 0.37 cm del grupo con la dieta mediterránea y los frutos secos.

Según los investigadores de este estudio, se deberían replantear las bases de muchas guías dietéticas, el camino que la gente debe de tomar para la pérdida de peso. y el peso que tienen las grasas como el aceite de oliva virgen extra en la dieta.

Además, según el investigador Ramón Estruch: “Tras 40 años de recomendaciones nutricionales con dietas bajas en grasa, se ha tenido siempre la idea de que el consumo de grasas, por su mayor contenido en calorías y contenido energético incrementaba el riesgo de aumentar el peso corporal. Sin embargo, este estudio a desvelado, que no todas las grasas no son iguales  y que con un consumo  mayor de calorías se puede adelgazar.

La dieta mediterránea, con su aporte de grasas vegetales, pescado, frutos secos y aceite de oliva virgen extra es conocida como la dieta más saludable del mundo. Asimismo, estos estudios no indican que una dieta no restrictiva con altos niveles de grasas no saludables, como la mantequilla, carne procesada, bebidas azucaradas, postres o comida rápida sean beneficiosos para la salud.

Según el experto y profesor Profesor Dariush Mozaffarian, de la Universidad de Tufts en Boston, Estado Unidos, estos descubrimientos deberías ser suficientes para actualizar las recomendaciones nutricionales sobre el consumo de grasas. Por lo tanto, las guías nutricionales deben revisar las recomendaciones de grasa que se deben consumir.  También las recomendaciones sobre el consumo de frutos secos, aceite de oliva virgen extra, yogurt e incluso queso.

Adermás, debemos acabar con el mito de las dietas restrictivas en grasas y bajas en calorías conducen a una menor ganancia de peso. Pues según el profesor Mozaffarian: “El contenido energético y de calorías pueden inducir al engaño”.

¿Qué malas o buenas las grasas para el organismo?

Entre las grasas más perjudiciales que tenemos son las grasas trans, grasas que nos encontramos en la bollería industrial y en la carne roja. Las grasas saturadas han estado siempre muy mal vista, pero las últimas investigaciones no lo tienen tan claro.

Foto 1: Aceite de oliva virgen extra

Respondiendo a la pregunta que nos hemos hecho al principio del artículo si son buenas las grasas. Podemos decir, que van a depender del tipo de grasa que sea. Las mejores grasas van a ser siempre las grasas monoinsturadas cmo el aceite de oliva virgen extra. Las poliinsaturadas también son muy beneficiosas, pero siempre que no se le hayan metido al ningún proceso químico que las trasnforme.

Grasas saturadas o insaturadas

La diferencia entre grasas saturadas e insaturadas consiste en que que las saturadas no contienen ningún enlace doble ni triple, al contrario que las insaturadas que puede contener uno más. Las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas, son los siguientes:

  • Grasas saturadas: se mantienen sólidas a temperatura ambiente. Un ejemplo de grasa saturada sería el sebo. Las grasas saturadas al ser sólida se acumulan en las paredes de los arterias pudiéndolas taponar y crear problemas circulatorios y decorazón.
  • Grasas insaturadas: estas permaneces líquidas a temperatura ambiente. Un ejemplo de ello sería el ácido grasos monoinsaturado oleico, con un enlace doble, el cual permanece líquido a temperatura ambiente.

Ejemplos de grasas insaturadas

Las grasas insaturadas son las que permanecen líquidas a temperatura ambiente, y entre las más conocidas tenemos:

  • Los aceites de semillas
  • El aceite de oliva virgen extra
  • La grasa de omega-3

Por lo tanto las grasas son muy necesarias para un buen funcionamiento de nuestro organismo y si que podemos decir que son buenas las grasas.

Fuentes:

El periodic The Independent: http://www.independent.co.uk/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *