Polinizar con insectos

La polinización es un proceso natural que consiste en la transmisión de polen de una flor masculina o hermafrodita a otra flor masculina o hermafrodita, consiguiendo la fecundación de esta, entrando el polen en pistilo y fecundándose el gameto femenino y masculino, para dar finalmente un fruto.

Con la fecundación logra la planta un enorme ahorro de energía, pues las plantas con flores no tiene que producir cantidades tan inmensas de polen para fecundar otras flores. Los polinizadores que llevan a cabo este transporte de polen se ven beneficiados por el néctar y polen que les ofrece la flor. Una caso modelo de este proceso lo llevan las abejas, estas llevan a cabo el proceso de polinización y las flores le dan su néctar y polen, con el cual las abejas elaboran su miel.

Descubre más sobre las abejas en, Las abejas, su miel y curiosidades

Tipos de polinización

Existen dos tipos de polinización:

  • Autogamia: En el caso de plantas con flores hermafroditas, es decir, que tienen el aparato reproductor femenino y masculino en la misma flor, pueden autofecundarse.
  • Heterogamia: Consiste en la polinización de una flor femenina procedente de otra planta procedente del polen de otra planta de la misma especie

Animales polinizadores

Entre los animales polinizadores podemos encontrar tres gruopos fundamentalmente:

  • Los insectos: Entre ellos las abejas, abejorros y mariposas que llevarían el mayor grueso de la polinización en el mundo
  • Murciélagos: Algún tipo de murciélago se alimenta también del néctar de las flores, llevando al mismo tiempo la polinización
  • Aves: Como el colibrí.

Foto 1: Miel de madroño

Posible polinización de las abejas en otro planeta

La supervivencia de los hombres dependerá de nuestra capacidad de colonizar otros planetas del universo, pues el riesgo de que suceda un desastre en nuestro planeta Tierra es cada vez mayor, según Stephen Hawking, astrofísico, físico teórico, cosmólogo y divulgador británico.

Un proyecto privado, llamado “Mars One” tiene previsto para el año 2027 mandar los primeros humanos, con el fin de colonizar este planeta rojo. Una misión humana a Marte, incluidos los viajes de ida y vuelta y los aterrizajes duraría unos dos años. Un viaje de sólo de ida serían unos 8 meses, pero depende considerablemente de la trayectoria de vuelo que se tome. La tripulación podría consistir en dos a tres miembros.

Los grandes problemas a los que se enfrentan los tripulantes, son: el suministro de alimento, oxígeno y agua durante el viaje, pues en un principio se deberían transportar los suficientes para cubrir las necesidades de los tripulantes durante todo el viaje.

Aquí es donde surge uno de los grandes problemas, pues las necesidades de los tripulantes durante dos años, conllevaría a transportar y almacenar  sobretodo un gran volumen y peso de alimentos y oxígeno. . En cuanto al agua no sería gran problema, ya que esta puede ser reciclada.

Otro de los problemas sería la necesidad de productos frescos, pues la tripulación debe tomar productos frescos con frecuencia, y no sólo por dar gusto al paladar, sino  por un tema de salud. Alimentarse sólo de productos enlatados, conllevaría a que surgiesen problemas de salud tanto físicos como mentales

Las soluciones que están aportando los científicos, son el aprovechamiento de los ciclos biológicos y es aquí donde las plantas y las abejas productoras de miel pueden jugar un papel fundamental.

La reducción de la cantidad de productos envasados y la cantidad de oxígeno a almacenar podría ser reducida si se aprovechan el ciclo natural de las plantas, pues estas captan el dióxido de carbono, transformándolo en oxígeno y al mismo tiempo producen alimento. De esta forma, se podría reducir enormemente la cantidad de oxígeno y de alimentos que se deberían transportar.

Otro ciclo que podrían llevar las plantas, es el reciclado del agua como así sucede en la misma Tierra, que las raíces y el suelo donde se desarrollan las plantas actuaría como filtro y purificador del agua.

Y las abejas productoras de miel, ¿porqué las abejas pueden ser una solución a este problema? Pues, ellas son agentes de polinización.

Para que las plantas se llenes de frutos, es necesario que antes hayan sido polinizadas, y esto se puede realizar de tres maneras; por el viento, por el hombre, por los insectos.

El viento en un invernadero en el espacio se conseguiría con un ventilador. Si lo realizara el mismo hombre, tendría que esparcir el polen el mismo con un pincel e ir polinizando cada flor. Sin embargo, la mejor manera y más eficiente es la realizada por los insectos, y entre ellos por la abeja productora de miel o los abejorros.

Se han realizado numerosas investigaciones, como el esperimento realizado durante 18 meses en habitaciones cerradas llevado a cabo por J.P. van Praagh en Niedersächsischen Landesinstitut für Bienenkunde en Celle, Baja Sajonia, Alemania.

El ingeniero J. van den Eijnde del centro de investigación de la polinización de insectos y apicultura “Ambrosiushoeve”, en Hilvarenbeek, en Holanda, realizó similares experimentos con abejorros.

También se ha estudiado durante la misión de la nasa en abril de 1984 NASA Space Shuttle Mission STS-13 la influencia de la ausencia de la gravedad en la supervivencia, comportamiento, y la capacidad de construir panales por las abejas productoras de miel.

Se ha realizado y se siguen realizando investigaciones sobre la supervivencia de las abejas y abejorros en condiciones de micro gravedad, aunque se necesita más investigación sobre la supervivencia para periodo largos en la órbita, la polinización de las flores por abejas y abejorros bajo condiciones de microgravedad.

Entonces, tendremos quizás en un futuro no muy lejano miel de Marte.

 

 

Fuente:

Pollination on Mars. Anton G. Branz

http://elpais.com/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *