Las abejas producen diferentes productos que son de gran utilidad para el hombre: la miel, los propóleo, la cera, la jalea real y el veneno de abeja. En nuestra tienda de Las Rozas de Madrid tenemos a su disposición una fantástica selección de todos ellos. Todos traídos de apicultores serios y honestos. Por lo tanto, todo lo que vendemos es de máxima calidad.

A continuación vamos a daros una breve explicación de cada uno de ellos.

1. La miel pura y cruda de abeja

La miel pura y cruda es un producto natural procedente de las plantas por la intermediación de las abejas. La fuente de alimento la pueden obtener de dos maneras:

  • El néctar producido por las flores de las plantas
  • Por las sustancias exudadas por los insectos y picadores, las llamados mielatos.

En primer lugar, las abejas recolectan de las plantas el néctar y los mielatos, los almacenan en su buche, al mismo tiempo que se embadurnan de polen y llevan a cabo la polinización. Como resultado, transmiten el polen de flor en flor.

Asimismo, en el buche de la abeja, la materia prima se mezcla con su saliva, que la fluidifica y la enriquece en enzimas, y con catalizadores bioquímicos que participan en la transformación de los azúcares de la miel. Después, una vez que la abeja ha llenado su buche, se desplaza a la colmena, con el fin de vaciar su contenido a sus compañeras.

Vídeo sobre la producción de miel

Después, una vez que las abejas pecoreadoras lo llevan a la colmena, se lo pasan a sus abejas hermanas. Asímismo, este néctar o mielato se la van pasando de una a otra. Por lo tanto, lo van pasando de estómago a estómago con el fin de enriquecerlo, bajarle su contenido en agua y transformarlo.

Finalmente, depositan este alimento que ya podría ser miel en las celdillas de la colmena. Aquí, su contenido en agua baja aún más. Cuando llegar a una concentración de azúcares de entre el 70 a 80%, las celdillas con la miel es cerrada con un opérculo para su posterior consumo.  Es decir, operculan la celdillas.

Por tanto, en este momento ya tendríamos lista la miel para recolectarla. Aproximadamente cuando está operculado el 80% de las celdillas, la miel se encuentra en su punto optimo.

  • Prácticas contra la calidad

Algunos apicultores con el fin de obtener mayores rendiemientos, recolectan la miel de las colmenas con poca tasa de operculación. Es decir, que la miel no está hecha todavía y posee mayor contenido de agua. Estas prácticas bajan la calidad de la miel, porque esta miel puede fermentar. Además, te venden agua por miel.

Como toda práctica fraudulenta, estos tipos de apicultores venden agua por miel. Por esta razón, nosotros visitamos y tratamos directamente con los apicultores, para ofreceros siempre la mejor miel del mercado. Sabemos que hay mieles más baratas, pero nuestro primer objetivo es la calidad.

2. Composición de la miel:

La composición de la miel depende de numerosos factores, entre los más importante nos encontramos: especies de néctar o mielato recolectado, condiciones edafológicas de la fuente, raza de abejas, estado de salud de la colmena, momento del año, etc.

En general, las mieles procedentes de los mielatos (miel de brezo, bosque, encina, roble…) son mieles oscuras que las mieles claras, que proceden del néctar de las flores (miel de azahar, romero, tomillo. Eucalipto..). Las mieles oscuras tienen por lo tanto alta concentración de minerales. En contra, las mieles claras son más ricas en néctar y antioxidantes.

Por consiguiente, la composición de la miel la podemos dividir en dos grupos; los elementos mayores que constituyen sobre el 95 al 99 % de la materia seca de la miel; y los componentes menores, el resto.

  • Los componentes  mayores tenemos glucosa (31%), fructosa (38%), maltosa y sacarosa (10%) y agua.
  • Lo componentes menores: ácidos orgánicos, ácidos aminados y proteínas, enzimas (glucosa invertasa, glucosa oxidasa, amilasas α y β procedente de la saliva de las abejas, gran cantidad de vitaminas, pigmentos carotenoides, flavonoides y minerales.

Por lo tanto, vamos a describir algunos de sus componentes:

  • El HMF

EL HMF se refiere al hidroximetilfufural, un producto que procede la la rotura del azúcar de la fructosa. Este se forma lentamente y natural durante el almacenamiento de la miel y se acelera cuando se calienta la miel. Por consiguiente, este es uno de los factores que se analiza para conocer la calidad y frescura de la miel.

  • Enzimas

El contenido de enzimas a veces se usa también para estudiar la calidad de la miel. Entre las enzimas más corrientes que nos encontramos, tenemos: la invertasa, glucosa oxidada, amilasa, etc. Algunas de ellas son aportadas por la misma abeja y otras proceden de las plantas que han sido visitadas por la abeja.

Las enzimas se encuentran en pequeñas cantidades, pero poseen un gran valor nutricional. Asimismo, son muy sensibles al calor. Por lo tanto, su contenido nos puede indicar si la miel ha sido calentada, y por tanto es un parámetro de calidad.

  • Agua

El contenido del agua suele estar alrededor del 13 por ciento. Contenido mayores podrían indicar que la miel ha sido recolectada antes de tiempo o que se le ha echado algo de agua. Asimismo, una alta humedad de la miel la puede hacer fermentar.

3. Propiedades:

Los beneficios de la miel han sido reconocidos desde las primeras culturas. La cultura griega con Demócrito, Hipócrates y Discorides, consideraban a la miel como un importante agente que fortalece el cuerpo y favorece nuestra salud. Además ^latón consideró que una dieta rica en cereales, legumbres, frutas, miel y pescado son fundamentales en una dieta saludable.

En la actualidad, investigadores como indica la bióloga Gloria Havenhand en su libro, “Miel, la medicina natura” (Honey, Nature’s Golden Healer) son fortalecedores de nuestra salud. Además remarca:

“Después de todo, una larga vida depende de la habilidad de no sufrir infecciones y enfermedades, y la miel potencia el sistema inmune, tiene propiedades antibacterianas y desinfectantes”.

La miel, uno de los alimentos más completos que se encuentran en la naturaleza, natural y lleno de nutrientes, posee las siguientes propiedades terapéuticas y nutricionales:

a) Fácil asimilación:

Es un alimento de fácil asimilación por estar constituido por hidratos de carbono de cadenas cortas.

b) Favorece la asimilación del calcio y magnesio:

Combinando el consumo de miel con algún suplemento de calcio, como el queso o el yogurt, se facilita la digestión y asimilación del calcio y magnesio.

c) Adelgazamiento:

Al poseer mayor poder edulcorante que el azúcar.  Se necesita menor consumo de miel para la misma edulcoración de un alimento.

d) Fuente de energía:

Fuente de energía de fácil y rápida digestión al ser azúcares pre-digeridos por las abejas. Estos azúcares van directos al torrente sanguíneo.

e) Infertilidad:

Ayudaría a estimular el vigor sexual

f) Insomnio:

Tendría propiedades relajantes. Tomar un vaso de leche con miel antes de acostarse.

panal de miel de abeja

Foto 1: Panal de miel

g) Acción antibiótica:

Ayudar contra los síntomas de la faringitis, laringitis, rinitis, gripes. ya que posee un gran poder bactericida y antimicrobiano. Asimismo, parece ser que la miel es efectiva en la destrucción de bacterias resistentes a los antibióticos, según una investigación realizada por la Universidad de Zawia en el año 2013.

h) Aumenta el contenido de hemoglobina de la sangre y el vigor muscular:

Indicada para los que sufren astenia y estados de cansancio tanto físico como psíquico.

i) Estimula el sistema inmunitario y la formación de anticuerpos

Por su contenido en ácido ascórbico, magnesio, cobre y zinc.

j) Quemaduras:

Ayuda a curar quemaduras y heridas, por las propiedades antibacterianas por su alta concentración de azúcares y su encima. La glucosa-oxidas, que provoca la liberación de agua oxigenada

k) Úlceras digestivas:

La miel actúa contra la bacteria Helicobacter pylori, cuasnate de úlceras y gastritis

l) Antioxidantes

La miel es rica en flavonoides, los cuales tienen una gran capacidad antioxidante. Por lo tanto, la miel de calidad nos previene de enfermedades degenerativas como el cáncer.

4. La miel en la cocina

Aparte de sus numerosas propiedades de la miel para la salud, tiene también una serie de propiedades culinarias:

  • Es un buen conservantes de alimentos, por ejemplo: si te ha sobrado algo de ensalada y no quieres que se te quede lacia, puedes añadirle al aliño una cucharada de miel y este mantendrá más tiempo la frescura de la ensalada.
  • Humectación: la miel contribuye a humectar los alimentos, en especial, los preparados de confitería tales como las masas.
  • Gratinación: ideal para gratinar carnes en el horno. Mezcla la miel con la canela, unta los muslos de pollo o chuletas con esta mezcla, y verás que excelente presentación y sabor.

5. Mejores marcas de miel

En el mercado hay algunas marcas conocidas, pero más que ser una señal de calidad, es todo lo contrario, es una seña de manipulación. Por esta razón, yo no me obsesionaría con las marcas. Además, hay muchos apicultores de pueblos pequeño que producen mieles espectaculares y ellos incluso no tienen ni marca. En resumen, lo importante es conocer la procedencia de la miel y saber que los apicultores que te suministran miel son honestos y trabaja bien.

Asimismo, existen cientos de marcas y apicultores sólo en España. Si ha esto le añadimos envasadores, las cifras aumentan algo más. Asismimo, existen marcas muy conocidas como Maria, mieladictos, Amazon, Mercadona, La Granja se San Francisco, etc.

Sin embargo, toda miel procedente de un apicultor serio y comprometido con la calidad, siempre va a suministrar una miel de calidad.

Por lo tanto, nosotros hemos seleccionado para nuestra tienda los siguientes apicultores y marcas:

  1. Las obreras de Aliste: apicultor de Zamora, al norte de España
  2. Apícola Moreno: apicultor de Brihuega, un pueblo de Guadalajara situado dentro de la comarca de La Alcarria
  3. Como una Reina: Apicultor situado en Valencia
  4. Miel Sierra de Montoro: Apicultor de Montoro, un pueblo de Córdoba, en el parque natural de Andujar.
  5. Rancho Cortesano: Apicultor de Jerez, en Cadiz. Muchas de sus colmenas las coloca en el parque natural de Sierra de Grazalema.
  6. Rika: apicultor situado en el parque natural del Teide, en Tenerife, Islas Canarias
  7. Sala e Higón: Envasador situado en Valencia
  8. Valderomero: Apicultor situado en Sigüenza, en Guadalajara. Sus mieles están amparadas bajo la Denominación de Origen de La Alcarria.

Por otra parte, si que es cierto, que algunos apicultores llevan sus colmenas a lugares únicos y el cuidado que hacen de ellas es mucho más esmerado. Consiguientemente logran mieles únicas. Algún ejemplo de ello, son las siguientes.

  • Obreras de Aliste: Miel que está logrando gran cantidad de premios nacionales y europeos.

Fuente:

El periódico el País https://elpais.com/

Otras mieles