La contaminación del aire nos daña

contaminación del aire

La contaminación del aire esta provocando daños a nuestro organismo. El órgano más afectado sería en un principio el pulmón, provocando enfermedades respiratorias e incluso el cáncer. El siguiente órgano que se ve afectado por la contaminación del aire es nuestra piel. Dicha contaminación le provoca un envejecimiento prematuro. Además, acelera la aparición de arrugas y otros signos de la edad en el rostro. Por lo tanto, nuestra piel necesita más que un cuidado con productos de cosmética, necesita un aire limpio.

Por lo tanto, en este artículo veremos los siguientes puntos:

  1. Principales contaminantes del air
  2. Consecuencia de la contaminación del air
  3. Purificación del aire

Asimismo, en nuestra tienda en Las Rozas de Madrid, podrá comprar fantásticos productos para la piel. Los mejores champús, cremas, productos anticaída… Finalmente, si usted desea más información sobre la cosmética, puedes seguir leyendo en: Donde comprar cosmética natural online

1. Principales contaminantes del aire

El aire que respiramos puede coger infinidad de sustancias o radiaciones contaminantes. Todos ellas producidas en la mayor parte de los casos por la combustión de los coches y calefacciones de los hogares. Entre las más comunes podemos nombrar:

  • CFC y similares
  • Monóxido de carbono
  • Dióxido de carbono
  • Monóxido de nitrógeno
  • Dióxido de azufre
  • Metano
  • Ozono

Foto 1. Contaminación atmosférica

2. Consecuencia de la contaminación del aire

Entre las consecuencias negativas que puede tener la contaminación, estas son las más importantes.

En la salud

Ya es conocido por la ciencia que la contaminación del aire está provocando millones de muertes precoces. Ya que el aire contaminado favorece la aparición de enfermedades de pulmón y corazón. Asimismo, la contaminación atmosférica se la empieza a relacionar con la enfermedad de la diabetes y enfermedades mentales. Otro efecto perjudicial que está empezándose a entenderse es el causado en la piel.

En el cuidado de la piel

Los efectos de los gases tóxicos desprendidos por los coches sobre la piel están siendo estudiados. Los estudios se llevan a cabo en personas que viven en ciudades ocidentales; Londres y Nueva York. También en las ciudades visiblemente más contaminadas de Asia. Los resultados de esta nueva investigación nos muestran que la contaminación del aire podría ser la causa principal del envejecimiento prematuro de la piel. Además está siendo también relacionada con enfermedades de la piel, tales como: el eczema y la urticaria.

Las nuevas investigaciones científicas las están llevando a cabo y son financiadas por las compañías más grandes de cosméticos. Estos estudios buscan incluir compuestos similares a los empleados en medicinas con el fin de bloquear las partículas perjudiciales del aire contaminado de las ciudades.

Además, doctores especializados en el cuidado de la piel están avisando sobre las rutinas comunes del cuidado de la piel y el cutis. Rutinas usadas comúnmente, como exfoliantes, pues estos pueden multiplicar los efectos dañinos del aire contaminado.

Según el doctor Marvyn Patterson, un profesor especializado en cosmética de la Clínica Médica de Woodford en el Reino Unido: “el aumento de contaminación del aire de las grandes urbes, debido a la expulsión de gases y sustancias tóxicas durante el los procesos de combustión de los motores de los vehículos. Estos está menoscabando el esfuerzo de las personas que viven en estas urbes para tener una piel perfecta y con un aspecto joven y reluciente. A no ser que estas personas tomen medidas urgentes para contrarrestar los efectos dañinos de la contaminación atmosférica”.

Contaminantes que quedan atrapados en nuestra piel

“A no ser que la gente tome ahora medidas. Los componentes tóxicos del aire contaminado  quedarían atrapados en nuestra cutis por periodos de diez años”, según Patterson. Por esta razón, la gente debería tomarse este tema muy en serio.

El profesor Jean Krutmann, director de Instituto de Investigación de Leibniz de la Medicina Medioambiental en Alemania, dijo: “la radiación ultravioleta (UV)  ha sido y sigue siendo un tema de preocupación desde estos últimos 20 ò 30 años. Sin embargo, con estas nuevas investigaciones, la contaminación del aire será otra preocupación más que tendrá que asumir la población para mantener una piel sana y joven.

La contaminación del aire en áreas urbanas, fundamentalmente proveniente de los vehículos de combustión, incluye:

  • pequeñas partículas de dióxido de nitrógeno (NO2)
  • químicos como hidrocarburos policíclicos aromáticos (PAHs, en sus siglas en inglés) y según Krutmann,

Estas partículas son un gran problema para la piel, pues incrementan los signos de envejecimiento y las arrugas.

En estas últimas investigaciones se ha confirmado que el dióxido de nitrógeno (NO2) acelera el envejecimiento de la piel. En estas investigaciones se observaron a un grupo de personas que vivían en Alemania y China. En ellos descubrieron que los signos de envejecimiento sobre sus mejillas incrementaron en un 25% con un incremento relativamente pequeño de contaminación, 10 microgramos de NO2  por m3. De la misma forma, muchas partes del Reino Unido están sometidas a niveles muy altos de NO2, superando los límites permitidos. Londres sobrepasó su límite anual en la primera semana de 2016, llegando a los 200 microgramos de NO2 por m3.

Alimentación, fumar y los rayos UV

Según Krutmann, otros factores, como la exposición a los rayos UV, la alimentación y el fumar contribuyen al envejecimiento prematuro de la piel. No obstante, lo que confirma estos nuevos datos es que la contaminación del aire impulsa la aparición de puntos de pigmentación sobre las mejillas.

Al mismo tiempo, Europa en un continente densamente poblado y las partículas tóxicas están siendo esparcidas por el viento por todo el territorio, por lo tanto es muy difícil escapar de estos problemas, aunque se viva lejos de las ciudades.

Según continua Krutmann, se está empezando a comprender como la contaminación del aire causa efectos perjudiciales en nuestra piel. A pesar de que estas investigaciones están en pasos muy preliminares. L que está claro es que los contaminantes atraviesan fácilmente nuestra piel e inducen una gran variedad de cambios en nuestro organismo.

Según señala también Patterson, estas partículas tóxicas suspendidas en el aire tienen un efecto muy irritante en la piel y una vez que penetran en ellas, activan numerosos  agentes que conllevan al surgimiento de inflamaciones. Algunas sustancian activas como los melanocitos, las cuales producen muchos pigmentos y acaban dando los indeseados puntos de verano.

  • Otros efectos en la piel

Otras partículas tóxicas ensanchan los vasos sanguíneos, causando un enrojecimiento de nuestra piel. Todos estos daños de la piel, activan encimas las cuales re-adsorben el colágeno dañado. Cuando la inflamación se hace crónica, estas encimas eliminan más colágeno del que tu propio organismo puede crear, produciendo una flojedad de la piel y apareciendo pequeñas líneas y arrugas de envejecimiento”.

3. Purificación del aire

La mejor manera para purificar el aíre sería no verter en el contaminantes, algo difícil en una sociedad consumista y donde se ha potenciado las comunicaciones

La manera más natural sería con la plantación de árboles

 

Fuente:

El periódico The Guardian: https://www.theguardian.com/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *