Evitemos la caries dental

evitar la caries dental

La caries dental es la enfermedad oral más común en los hombres, la cual afecta a personas de todas las edades, desde niños a adultos. Esta es una enfermedad o proceso crónico, transmisible e irreversible, llamado cariogénesis. Las caries  tienen lugar en la estructura dentaria por la acción de los depósitos microbianos, fundamentalmente por la acción de la bacteria estreptococus mutans, produciendo una pérdida o desmineralización del mineral de la superficie del diente, el esmalte.

Inicio de la caries

El origen de esta enfermedad se debe a tres factores fundamentales: el huésped (la higiene bucal, la saliva y los dientes); la microflora (infecciones bacterianas) y el sustrato (dieta cariogénica). A estos tres factores se debe incluir el tiempo, pues este es un proceso que sucede con lentitud y no suele mostrar síntomas, hasta que el daño ya está muy extendido y llega hasta el nervio, que es cuando causa fuertes dolores.

Nuestra boca alberga millones de bacterias, entre ellas los lactobacilos, los actinomicetos y los estreptocococos mutans, que se combinan con los trozos de comida y la saliva formando una sustancia pegajosa llamada placa. Las bacterias de esta placa, se alimentan de los azúcares y almidón depositado en la boca tras una comida, y como producto de desecho las bacterias liberan ácidos orgánicos, como el ácido láctico.

Estos ácidos provocan una desmineralización del diente, es decir, lo dañan, formando agujeros (cavidades en los dientes) que pueden llegar hasta el nervio y lograr la destrucción de la pieza dental.

Una dieta rica en hidratos de carbono, azúcares y almidón incrementan el riesgo de sufrir caries. La comida pegajosa es más dañina que la no pegajosa, pues esta se adhiere a los dientes y atrae a las bacterias para formar placa bacteriana.

Síntomas y prevención de la caries dental

La placa bacteriana comienza a formarse 20 minutos después de comer cualquier alimento. Por lo tanto se recomienda lavarse los dientes 20 minutos después de una comida, con el fin de eliminarla.

Para prevenir y eliminar la placa bacteriana y reducir sus efectos perjudiciales debemos lavarnos los dientes cada día usando dentífricos y cepillos de dientes que logren eliminarla. También podemos utilizar hilos dentales, con el objetivo de lograr una mayor limpieza bucal. Además cada seis meses aproximadamente, aunque esto depende de cada persona debemos visitar a un dentista para que nos haga una limpieza bucal.

Los dentífricos que contienen fluoruro son los más adecuados para prevenir las caries, pues el fluoruro neutraliza el ataque del ácido causado por la placa bacteriana. Además el fluoruro reduce la sensibilidad al calor y al frio, fortalece el esmalte y puede remineralizar el esmalte.

Dieta cariógenica:

Los alimentos que causan mayor cantidad de caries son los alimentos masticables y pegajosos, como: bebidas azucaradas y caramelos o bombones. Si uno los toma y no puede lavarse después los dientes, es preferible comerlos antes de una comida, no posteriormente, ya que con la masticación de los alimentos y el consumo de agua, se logra arrastrar alimentos pegajosas de la superficie de los dientes, y por lo tanto las bacterias tendrán menor cantidad de azúcares y almidón para alimentarse.

Otra manera de reducir el riesgo de sufrir caries, consiste en beber agua después de tomar cualquier alimento, pues igualmente se reduce la concentración de azúcares y almidón de la boca.

Por otra parte, desde el Cortijuelo recomendamos sustituir el azúcar por la miel, pues la miel es bactericida yreducirá el riesgo de sufrir caries.

El aceite de oliva virgen extra y las caries:

Cuando tomamos aceite de oliva virgen extra, bañamos los dientes con una película de aceite, y este evita la adhesión de las bacterias de la placa bacteriana al esmalte. Además, las bacterias causantes de la caries sólo pueden vivir en un medio rico en azúcares o agua, pero no en presencia de aceite. Por lo tanto, el aceite de oliva virgen extra logra que la placa bacteriana no se adhiera a los dientes, como consiguiente que el ácido de las bacterias no erosione los dientes y se formen las caries.

Dolor causado por una caries

 

Fuentes:

El periódico La razón: http://www.larazon.es/

Revista Habanera de Investigaciones Científicas:

Página web de Colgate:

El peródico New York Times:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *