Cuidados diarios de la piel

La piel es un órgano fvulnerable, pues está sometido al ambiente agresivo exterior. Mantenerlo joven y sano, requiere cuidado, y mayor atención con el paso del tiempo. Su envejecimiento se manifesta con la pérdida de firmeza, elasticidad, la aparición de poros, tono y texturas desiguales, arrugas… Si queremos retrasar o evitar muchos de estos signos de envejecimiento, deberíamos prestar atención a su cuidado, manteniendo la piel limpia e hidratada usando productos de cosmética natural: cremas, jabones…. Otro factor de importancia primordial para mantener una piel sana y joven y que no todo el mundo es consciente de ello, es la alimentación.

Si quieres elaborar tu propia cosmética natural, no te pierdas nuestro siguiente artículo: Ingredientes fantásticos para la cosmética

Consejos para tener una piel perfecta

La piel es el órgano más grande y visible de nuestro cuerpo, con una superficie de entre 1,5 y 2  metros cuadrados y un peso de unos 10 kilos, el cual actúa como barrera contra los rayos ultravioleta, las bacterias, virus y otros agentes externos hostiles del ambiente. Además, regula la temperatura corporal y reconoce tanto los dolores internos, como por el tacto, los cuerpos externos. Por lo tanto, mantener una piel sana y joven no es sólo necesario para dar una buena imagen de belleza, es al mismo tiempo fundamental.

Desde nuestra tienda os ofrecemos un gran abanico de productos de cosmética natural para que podáis llevar este cuidado facial; desde cremas antiarrugas, regeneradoras, a jabones, geles y champús anti-caída. También en nuestro blog os ofrecemos gran variedad de recetas para que usted mismo pueda elaborar sus productos de cosmética 100 por 100 caseros y ecológicos. Visita nuestro artículo Ingredientes fantásticos para nuestra cosmética

La alimentación y el cuidado de la piel

Vamos a empezar con un tema que la mayoría de las casas de cosmética natural no trata y que es el más importante. Si queremos mantener una piel más joven, cuidada y sana es fundamental que cuidemos nuestra alimentación. Aquí vamos a ver que nutrientes y alimentos debemos incluir en nuestra dieta diaria para lograr o mantener la piel perfecta que tanto deseamos.

Grasas, proteínas, aminoácidos, la Vitamina C y E, los beta-carotenos, antioxidantes, minerales como el selenio y el zinc, son fundamentales que se encuentren en nuestra alimentación diaria para mantener y lograr una piel perfecta. Pues, los alimentos que ingerimos van a parar al torrente sanguíneo, y parte de ellos se distribuyen a las células que forman nuestra piel. Cosmética natural

Foto 1: El aceite de oliva virgen extra una grasa fundamental

La doctora Horst Schmidt experta en enfermedades de la piel

En la entrevista hecha por el periódico alemán “Die Welt”  a la experta en enfermedades de la piel y directora de la clínica de dermatología y alergia Helios Dr. Horst Schmidt en Wiesbaden,  Christiane Bayerl y la directora de la oficina del consumidor de Düsseldorf, Gabriele Graf, nos hacen un resumen de los beneficios que tienen muchos de los alimentos y sustancias que ingerimos.

Según ellas, debemos beber suficiente agua, tanto de grifo como embotellada, para hidratar la capa interna de la piel, mejorar su turgencia de y su elasticidad. Además, de esta manera,mejoraremos la circulación de la sangre y el metabolismo.

La vitamina A es necesaria para la renovación de las células de la piel y se puede obtener de la leche, zanahoria y pescado. La vitamina C tiene una función del control de la humedad de la piel, encontrándose en cítricos y fresas.

Las vitaminas E y B juegan un papel importante en la renovación de la piel, sobre todo para la curación de heridas y rasguños., encontrándose en diferentes productos como: el pan integral, verduras, leche y productos lácteos.

El  calcio, magnesio y zinc son super elementos necesarios para forman la estructura de la piel, y se encuentran fundamentalmente en verduras, cereales, carnes y productos lácteos. Sin embargo, hay que tener cuidado con el consumo excesivo de zinc, ya que este ingerido en exceso, nos puede llevar a una caída del pelo, por lo tanto si va a tomar algún suplemento de zinc, es recomendable que antes consulte con su médico.

Junto a las vitaminas, minerales y agua, la piel necesita también proteínas y grasa. Las proteínas y sus aminoácidos son necesario para hidratar la piel, y estas se encuentran en la clara de huevo, leche, productos lácteos, legumbres, lentejas, alubias, pescado y carne. Debemos tener cuidado con el abuso de clara de huevo, como hacen algunos culturistas, ya que puede surgir acné en la piel.

La grasa es fundamental

La grasa es fundamental, para poder aportar a la piel las vitaminas liposolubles, las cuales sólo pueden ser transportadas por la grasa. Las grasas deben ser sobre todo monoinsaturadas , e insaturadas, como las que contiene el aceite de oliva virgen extra. Además, se deben evitar el consumo de hamburguesas, patatas fritas industriales y salchichas.

Por último, las dos expertas dermatólogas concluyen: “La piel es en particular, un reflejo del estado físico y psíquico de la persona, sin importar la edad. Además beneficiamos muchísimo a nuestro cuerpo y piel, si dormimos las suficientes horas, evitamos en la mayor medida el estrés y los rayos ultravioleta, y tenemos una alimentación equilibrada y sana”.

¿Cómo cuidar la piel del cuerpo?

A parte de la importancia de la alimentación, otra de las cosas que debemos hacer es evitar trasnochar, el alcohol y fumar, pues todos estos factores van a acelerar el envejecimiento de la piel y nuestro organismo en general.

No obstante, queremos daros a continuación un pequeño cursillo para cuidar vuestro cuerpo, como lavarlo, hidratarlo y protegerlo.

Lo primero que uno debe tener en cuenta que cuidar nuestro cuerpo y nuestra piel requiere de un esfuerzo y una constancia. Vale más la pena cuidarse todos los días un poco, que buscar maravillas en unos pocos días.

¿Baño o ducha?

Otra de las preguntas que nos solemos hacer, es mejor un baño o ducha.

– El baño: el baño desde el punto de vista de relajación es mucho mejor que la ducha. Un buen baño con la bañera llena de agua y con sales y perfumes relajantes actuará como una medicina terapéutica que nos relajará, animará y dejará como nuevos.

– La ducha: La ducha tanto si es corta como larga no estimulará, refrescará y animará el cuerpo y la mente. Esta es ideal por la noche para relajar los nervios y si la tomamos por la mañana nos despertará.

Tanto si nos tomamos una ducha como un baño, debemos frotar e hidratar las partes de dobleces, codos y rodillas. La espalda y los hombros son dos partes que tenemos que limpiar más, pues son zonas donde la piel suele estar más grasienta y se suelen formar con frecuencia granos, manchas y puntos negros.

Desde el punto de vista del cuidado de la naturaleza, es mejor tomar una ducha, pues el consumo de agua es mucho menor. Los dermatólogos recomiendan tomar una ducha al día.

Al lavarnos la piel debemos emplear un jabón o gel con pH neutro. Posteriormente secarnos la piel y emplear una vez a la semana una leche corporal para hidratar toda la piel del cuerpo, haciendo énfasis en los codos, rodillas, cara, pecho y manos.

Foto 2: Cesta de regalo con productos de cosmética natural de aceite de oliva virgen extra

 ¿Cómo cuidar la cutis?

La piel de nuestra cara o la cutis es una de las partes más visibles de nuestro cuerpo y que más cuidamos, al mismo tiempo que es una de las partes más sensibles y donde la piel es más sensible.

Para ellos os vamos a dar unos consejos para que la cuidéis, la mantengáis joven y sin arrugas. Tener en cuenta como hemos dicho anteriormente, que la alimentación, evitar malos hábitos de trasnochar, alcohol, tabaco y estrés es fundamental para mantener la piel perfecta.

Para tener una cutis perfecta durante todo el año, no basta con lavarse la cara una o dos veces al día con agua y jabón. Cualquier piel del tipo que sea, seca, normal o grasienta, necesita además de limpieza, que se la hidrate con alguna crema o aceite junto a un masaje facial. La piel de la cara necesita que la exfoliemos con el fin de regenerar las células y eliminar las células muertas.

Qué productos necesitamos

No nos dejemos engañar por anuncios de televisión o productos milagro. La mejor opción es usar productos de cosmética natural que a medio y largo plazo son más efectivos para la piel. Es importante que leamos los ingredientes de los productos de cosmética que compremos y que sean lo más naturales posible.

El secreto más importante de que producto comprar, es la experimentación. Cada piel es distinta y a cada piel le viene mejor un tipo de crema.

Cómo limpiarnos la cutis

Lo primero de todo que debemos hacer es sujetarnos el pelo con una cinta, pañuelo o toalla con el fin de que el pelo no nos cause molestias cuando apliquemos cremas u otros productos de cosmética sobre la piel de la cara. Posteriormente, en el caso de tener maquillaje, debe quitárselo completamente.

El tercer paso consistiría en aplicar la crema regeneradora, hidratante o anti-arrugas con las dos manos por toda la cara, poniendo énfasis en los labios y nariz. Y daos unos con las yemas de los dedos unos pequeños golpecitos suaves con la dirección de abajo hacia arriba y desde el centro al exterior.

Para finalizar y si has superado los 30, debes cuidar de manera especial partes de la cara donde se suelen formar las primeras arrugas, alrededor de los ojos y en los bordes de los labios.

Para finalizar, limpiaros las uñas y manos para no queden restos de crema o maquillaje en las uñas.

Fuente:

El periódico alemán Die welt:http://www.welt.de/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *