Cuanta grasa o aceite debe contener nuestra dieta

cuanta grasa debemos consumir

La industria de las dietas de adelgazamiento está saturada desde hace tiempo con las dietas milagro y otras dietas demasiado buenas para ser realidad. El culpable común a donde señalan la mayoría de estas dietas, es casi siempre a las grasas. La grasa es fundamental para nuestra dieta, y no todas las grasas son iguales. Por eso nos debemos hacer las siguientes preguntas: ¿Qué tipo de grasa o aceite debemos consumir? ¿ Cuanta grasa debe tener nuestra dieta?

Aprende más sobre el aceite de oliva en: Beneficios del aceite de oliva y sobre sus variedades más comunes: picual, arbequina. royal.

El aceite de oliva, las grasas y el peso

Mark Hyman, director de la clínica de Cleveland, Centro de Medicina funcional (Center for Functional Medicine) de Estados Unidos, es el hombre que acuña el nuevo punto de vista sobre las grasas y las dietas, célebre por su frase “si comes grasa, adelgazarás”.

Aprovechando este momento de la historia de Estados Unidos, Hyman es el consejero médico de Hillary y Bill Clinton, quien en unos días será o no elegida como presidenta de los Estados Unidos.

Hyman fue quien convenció a Bill Clinton para su cambio de dieta. Bill Clinton ha pasado de vegano, después de su cuádruple operación de corazón en 2004, donde le colocaron un bypass, a comer carne y eliminar los hidratos de carbono de su dieta por consejo de Hyman.

Para Hyman, un doctor de 56 años y autor que está creando tendencia en la actualidad, existen dos conceptos fundamentales que no se han tenido en cuenta; primero, la grasa de la dieta, de hecho, no aumenta la grasa del cuerpo, y segundo, todas las calorías no tienen el mismo valor.

La industria alimentaria y los gobiernos han estado involucrando una información que no es del todo cierta, pues todas las calorías no tienen el mismo valor. Según Hyman,  “esto es cierto en un análisis de laboratorio, cuando se queman, pero no cuando las ingiere el cuerpo humano”.

Hyman comparó el año pasado el efecto de consumir 750 calorías de refrescos contra 750 calorías de brócoli. El primero, provoca numerosos efectos adversos en el cuerpo, entre ellos un pico de insulina en la sangre, provocando un aumento en el almacenamiento de grasa en el cuerpo. Sin embargo, el consumo de grasa, no crea este pico en el nivel de insulina en sangre.

Pero, ¿cuáles son los beneficios de consumir grasa? Hyman ha escrito en su último libro, el cual se publicará próximamente “The Eat Fat, Get Thin Cookbook”: “ la grasa corta la sensación de hambre y acelera el metabolismo, ayudando a prevenir y revertir enfermedades del corazón,  y no las causa como achacan muchos nutricionistas.

Hyman señala como el mayor culpable a la obsesión que se tiene en la sociedad con las calorías y las grasas, pues las grasas son más caloríficas que los hidratos de carbono y azúcares procesados. Además, señala como peligrosas las dietas bajas en calorías.

“Lo más importante de una dieta es su calidad y composición, en vez del número de calorías”  Esto quiere decir que debemos incluir en nuestra dieta grasas saludables como: grasas de pescado: sardinas, caballa, arenque, salmón, carne de animales alimentados con hierbas y pastos, frutos secos, semillas, aguacates, aceite de oliva virgen extra y aceite de coco.

En cuanto a los azúcares, no nos recomienda eliminarlos completamente de la dieta, pero si se refiere a ellos como una droga recreativa.  Sobre la comida procesada hace un gran énfasis para que la población la elimine de sus dietas, y para esto suelo emplear la siguiente frase: “Abandona la comida que hace el hombre y come la comida que hace Dios”.

En cuanto a los productos lácteos, no está muy de acuerdo con ellos y los considera un híbrido de la dieta paleo y el veganismo, o lo que él llama “Pegan”.

Nuestro cuerpo se ha diseñado a lo largo de la evolución y de lo que hemos estado comiendo durante estos cientos de años, y según Hyman:  el azúcar y la harina son alimentos nuevos para nuestro cuerpo y ahora los hemos convertidos en la base de nuestra alimentación.

Hyman recomienda el consumo de alimentos bajo en hidratos de carbono y almidón, como: el brócoli, las setas, los tomates, los pimientos y la col china,  y estos deberían constituir el 75 % del plato diario, acompañándolos con algo de proteínas.

Además, siguiendo los consejos de esta dieta, puedes sustituir el chorreón de limón o de otro condimento similar bajo en grasa sobre el brócoli, por un buen chorreón de aceite de oliva virgen extra.

Según diferentes testimonios recogidos por Hyman, “Yo estoy ahora comiendo más calorías y perdiendo más peso, yo como grasa en cada comida”. Además, con grasas como el aceite de oliva virgen extra, las comidas son más sabrosas y digeribles.

aceite de oliva de Oro Bailén

Foto 1: Aceite de oliva de Oro Bailen

El aceite de oliva y las grasas contra los hidratos de carbono

La revista de divulgación científica «The Lancet» ha publicado una nueva investigación que ha estudiado la dieta de 135.000 adultos y en este estudio se demuestra como las personas que redujeron su ingesta en grasas vivieron menos cantidad de años que quienes consumieron mantequilla, queso y carne.

Los consejos nutricionales que van en contra del consumo de grases, según el sistema de salud del Reino Unido, NHS, en sus siglas en inglés, son perjudiciales para la salud. Lo que si aconseja NHS es reducir el consumo de grasa saturada y sustituirla por aceite de oliva virgen extra, pues así reduciremos los niveles de colesterol en sangre y prevenimos enfermedades cardiovasculares.

Las dietas bajas en grasas tienden a reemplazar la grasa y aceites por hidratos de carbono, tales como; el pan, la pasta y el arroz. Sin embargo, no consumir grasas y aceites de oliva provocamos grandes deficiencias de nutrientes fundamentales en nuestro cuerpo.

Dietas cargadas en hidratos de carbono

Esta nueva investigación demuestra que dietas cargadas en hidratos de carbono son las menos saludables y que los azúcares refinados escondidos en muchos productos de comida rápida e industrial aumentan en casi un 30 % los riesgos de sufrir una muerte temprana.

Dicha investigación realizada por un grupo de investigadores en la Universidad de McMaster en Canada, estudió las dietas de personas que vivían en 18 países distintos y presentaron dicha investigación en el Congreso de Cardiología de la Sociedad Europea en Barcelona, España. Aquí expusieron que la baja ingesta de grasa saturada aumenta en un 13 % las posibilidades de muerte temprana y que consumir altos niveles de todo tipo de grasas reduce las probabilidades de sufrir muerte prematura en un 23 %.

Un investigador de este estudio, el doctor Andrew Mente, recomienda que el 35 % de todas las calorías que consumimos provengan de las grasas para lograr un buen estado de salud. Desde El Cortijuelo de San Benito recomendamos que sean grasas saludables como el aceite de oliva virgen extra.

Las últimas investigaciones están suavizando los límites que habían puesto sobre el consumo de grasas en general y grasas saturadas y ahora están poniendo límites en el consumo de hidratos de carbono. Las recomendaciones por parte del sistema de salud del Reino Unido, NHS, pone para el hombre un consumo máximo de 30 gramos de grasas saturada y para las mujeres un 20 %.

Además, según otra investigación puntera dirigida por el doctor Mahshid Dehghan, a llegado a la conclusión que quien obtenga el 60 % de sus calorías por parte de los hidratos de carbono está aumentando su risgo de sufrir una muerte prematura.

 

Fuente:

El periódico inglés, The Independent. Low-fat diets could kill you, shows mayor study (Las dietas bajas en grasas podrían matarte, muestra un gran estudio) http://www.independent.co.uk/life-style/health-and-families/low-fat-diets-kill-you-study-food-drink-eat-health-barcelona-cardiology-canada-a7918666.html 30 de agosto del 2017

El periódico americano The Washington Post: ¿ Cuanta grasa recomiendan los nutricionistas? https://www.washingtonpost.com/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *