¿Cómo pasan el verano las abejas?

Es frecuente que nos hagamos la pregunta de ¿cómo pasan las horas de calor las abejas?, ¿si la miel de la colmena se ve afectada por estas temperaturas tan altas?. Temperaturas altas a las que están sometidas sobre todo cuando el sol está encima de las colmenas y aprieta.

Índice del artículo:

  1. Tolerancia y cuidados
  2. ¿Cómo controlan las abejas las altas temperaturas?
  3. ¿Le pasa algo a la miel?
  4. Otros problemas

Resumen: Las abejas también sufren con el calor. por esta razón, los apicultores toman estas medidas para protegerlas y mantenerlas sanas durante los meses de excesivo calor. El relación a la miel, las altas temperaturas que pueden tomar en la colmena no les afecta.

1. Tolerancia y cuidados

Las abejas como cualquier ser vivo tiene una temperatura óptima con la que mejor se encuentra. Temperaturas por encima o por debajo de esta, se ven afectadas y si están muy lejanas a estas temperaturas, su supervivencia se ve amenazada.

Lo que si que es muy importante, es que el apicultor suministre agua a las abejas, pues altas temperaturas y sin suministro de agua, las abejas no podrían sobrevivir. Para el suministro de agua de las abejas, existen numerosas fuentes y utensilios para darlas de beber.

Asimismo, los apicultores deben colocar las colmenas en zonas de sombra para evitar que las colmenas cojan una temperatura excesiva. En la gran mayoría de los casos, ellos suelen colocar las colmenas debajo de árbol para aprovechar su sombra.

2. ¿Cómo controlan las abejas las altas temperaturas?

Las abejas para controlar las altas temperaturas, recolectan gotas de agua que las llevan a la colmena. De esta manera, el agua pasa a su estado gaseoso y bajan la temperatura. El mecanismo es el mismo que cuando pasamos por las torres de agua, este agua pulverizada se evapora y baja la temperatura.

3. ¿Le pasa algo a la miel?

La temperatura que puede coger la miel en la colmena no la afecta, ya que en una colmena nunca puede llegar a temperaturas excesivas que puedan dañarla. Asimismo, si hemos comprado un bote de miel y la dejamos en el coche, tampoco se verá afectada.

Los factores que si pueden dañar la miel es la humedad. Un aumento de la humedad de la miel, puede llevarla a que se produzca su fermentación, la cual le daría un sabor raro, a  fermentado. Por lo tanto, es importante que la almacenemos siempre bien cerrada y en un lugar seco.

4. Otros problemas

Uno de los problemas que podemos tener con la miel, y fundamentalmente en verano es con las hormigas y otros insectos. La miel es un azúcar, un hidrato de carbono, por tanto, una fuente de alimento para muchos insectos. Si dejamos el bote de miel abierto, muchas hormigas, avispas u otros insecto pueden meterse en el bote, y debido a su textura, no poder salir de el. Por lo tanto, es muy importante que cerremos bien el bote una vez que lo usemos. En caso, extremo, podemos meter el bote en la nevera, para que no le entre ningún insecto.

 

Fuentes:

Página web Savannahbee: https://savannahbee.com/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *