Alimentos contra el cáncer

El cáncer, una enfermedad que no conoce fronteras, que afecta a personas de todas las edades y condición, es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en todo el mundo, siendo actualmente en los países desarrollados, la segunda causa de muerte, solamente superada por las enfermedades cardiovasculares.

Se estima que en 2015 en España han sido diagnosticados de cáncer más de 200 000 personas, habiendo más hombres afectados que mujeres. Aunque se ha reducido la tasa de mortalidad por cáncer en un 13 % en las últimas décadas en España, se pronostica que los casos de cáncer aumenten un 70 % en las próximas décadas.

La alimentación, el modo de vida y el ejercicio físico son factores que afectan al desarrollo del cáncer. Entre los alimentos más beneficiosos contra el cáncer tenemos el aceite de oliva virgen extra, producto estrella de España.

¿Cómo se desarrolla el cáncer?

El cáncer es una enfermedad, que consiste en el crecimiento descontrolado en masa, invadiendo y destruyendo otros tejidos y órganos del organismo. El cáncer no es una única enfermedad, sino que se considera un grupo de enfermedades distintas, debido a que existen más de 200 tipos celulares diferentes en nuestro cuerpo que pueden convertirse en un tumor maligno.

El desarrollo y la génesis del cáncer se deben a ciertas alteraciones genéticas de una célula, que permiten su proliferación descontrolada. Además, una vez que una célula se vuelve cancerosa, todas sus hijas son cancerosas.

Este proceso se puede dividir en tres fases:

1º.- La célula normal sufre una alteración de su capacidad de proliferación, debido a una mutación de unos de sus genes, proceso denominado transformación. Esta célula crece a una velocidad mayor que las normales.

2º.- Crecimiento descontrolado de células, dando lugar a un tumor. El crecimiento de un grupo de células en un lugar donde normalmente se hallan, se le denomina tumor benigno, pero si estas células son capaces de invadir y colonizar otros tejidos u órganos a través del torrente sanguíneo o linfático, se le conoce como tumor maligno.

Las células cancerosas sin la cercanía de vasos sanguíneos, no pueden colonizar otros tejidos u órganos, por lo que mueren por deficiencia de nutrientes y oxígeno, y su incapacidad de eliminar sustancias de desecho.

3º.- Si estas células adquieren capacidad invasiva, colonizando y proliferando en otros tejidos u órganos, da lugar al proceso conocido como metástasis. La metástasis supone la mayor causa de muerte por cáncer.

Las causas de cáncer son debidas en un 80 % aproximadamente, por la acción de agentes externos, no genéticos, que actúan sobre el organismo, por lo tanto, son modificables. Estas causas externas son: consumo de tabaco y alcohol, alimentación incorrecta, poco ejercicio físico, exposición a carcinógenos ambientales o a agentes infecciosos.

El otro 20 % debido a mutaciones espontáneas de los genes, por la acción de un factor externo que no se conoce con exactitud

Foto 1: Alimentos para prevenir el cáncer

Los mejores alimentos contra el cáncer

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unión internacional Contra el Cáncer (UICC) recomiendan seguir las siguientes pautas:

–          Llevar una  dieta y una alimentación adecuada y sana, por lo tanto, controlar el peso corporal (no tener sobrepeso u obesidad), evitar el excesivo consumo de alcohol, ingestión de alimentos salados, grasas saturadas, grasas trans y azúcares, primando las insaturadas y moniinsaturadas, como el aceite de oliva virgen extra. Además, se recomienda incrementar la ingesta de frutas, vegetales, legumbres, cereales y frutos secos. En resumen, seguir una dieta mediterránea.

–          Llevar un estilo de vida saludable: hacer ejercicio y evitar una vida sedentaria.

El aceite de oliva y el cáncer

Según numerosos estudios y publicaciones, los países que mantienen una dieta mediterránea. Como España, Grecia e Italia, la incidencia de la enfermedad del cáncer es menor que en otros países que siguen otras dietas y el aceite de oliva virgen extra juega un papel fundamental.

El aceite de oliva virgen extra, debido a su elevada composición de ácidos grasos monoinsaturados (ácido oléico) como hemos explicado en artículos anteriores, sobre el estrés oxidativo y su elevado contenido en compuestos anti-inflamatorios y anti-oxidantivos, como: polifenoles, escualeno, oleocantal, lignanos, flavonoides, tirosol, hidroxitirosol, etc., tiene una acción antitumoral, evitando el daño oxidativo a macromoléculas biológicas como el DNA, lípidos, hidratos de carbono y proteínas.

A esto le añadimos las últimas investigaciones sobre el oleocantal, un compuesto de aceite de oliva virgen extra, que hemos indicado anteriormente, que es capaz de romper las células cancerosas y matarlas, sin dañar a las sanas.

Para más información visitar: www.cancer.gov

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *